Ante una treintena de emprendedores de las cinco comarcas que forman parte de los tres grupos de desarrollo rural, el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, destacó en la jornada de Rural Talent el éxito del modelo de trabajo de estos grupos y defendió la necesidad de mantenerlo «porque supone la implicación directa con las gentes del territorio y es garantía de éxito». «Es fundamental que estos grupos dispongan de suficientes recursos, que no se recorten, para que sigan apoyando la creación de empleo», dijo Gracia, argumentando que la perspectiva para actuar no puede ser solo provincial.

La revuelta rural tuvo lugar los días 8 y 9 de julio en Sariñena. Un evento de emprendimiento al que se inscribieron más de 30 nuevas ideas de negocio, en los retos definidos por los grupos de desarrollo rural, y que buscan dar solución a necesidades de la comarca en los sectores de transformación agroalimentaria, producción ecológica, turismo, servicios al sector primario, artesanía, cultura y servicios a la población.