El pleno del Ayuntamiento de Ayerbe sacó adelante un presupuesto por un importe de 1’3 millones de euros que refleja las pretensiones del consistorio para este próximo año. Un año que seguirá marcado por los efectos de la crisis energética y para los que el ayuntamiento ha previsto diferentes partidas con las que poder «mantener y mejorar los servicios públicos y acometer inversiones» para el municipio.

Durante 2023 se acometerán obras pendientes del 2022, como la reurbanización de la calle Horno, el Club Juventud 3.0, la accesibilidad de la calle Ramona Cinto y Goya o el Centro Social de Fontellas, entre otras. La zona ajardinada de la plaza Aragón será una de las nuevas inversiones ya que se quedó desierta en 2022 y se volverá a licitar. También destacan las inversiones en la casa Consistorial, la adquisición de una barredora para la limpieza vial y la pavimentación de la Fuente del León.

Otras inversiones importantes que continuarán su proceso será la adecuación y mejora del recinto ferial, seguir con la construcción de la cubierta y rehabilitación del centro social, la compra de viviendas de Adif y la rehabilitación de la Casa Abadía de Losanglis.

Este año se va a hacer una apuesta importante en el ámbito sociocultural y deportivo, con una inversión superior a 100.000 euros con proyectos ambiciosos como el Festival de las Artes Brizna, Jorearte, las actividades de la Coordinadora de Asociaciones, ferias o el apoyo a clubes deportivos.