La Ciudad de las Niñas y los Niños de Huesca está trabajando para conseguir que las consultas médicas sean más confortables. El pasado mes de diciembre, los miembros del Consejo de la Ciudad visitaron el Hospital Sagrado Corazón de Jesús para conocer el área de Pediatría y, posteriormente, hacer sus aportaciones.

Valoraron diferentes aspectos como si los médicos hablan con ellos o con sus padres, si les gustan los colores y la luz de las consultas o qué cosas les hacen sentir cómodos e incómodos cuando van al médico. Entre sus propuestas destacan dar más color a las paredes y a las batas de médicos y enfermeros, que el instrumental no esté a la vista para no asustar a los pacientes, que se simule la nevera en la que están las vacunas como un frigorífico de helados o que los profesionales se dirijan directamente a los niños y niñas y no a sus familiares.

En esta iniciativa colaboran el Centro de Salud Perpetuo Socorro, el CEIP Pío XII, Salud Mental Infanto Juvenil de Huesca, las ludotecas municipales, la Asociación Cultural El Globo y el Colectivo TO. Además, el Consejo de la Ciudad de las Niñas y los Niños ya ha constituido sus dos comisiones para este año en las que se trabajarán temas como la Minimarcha Aspace, el Día del Juego en la Calle, la segunda jornada de los derechos de las niñas y los niños, los presupuestos participativos, el comercio amigo de las niñas y los niños o la creación de una exposición que recogerá los diez años del proyecto.

También ha comenzado ya el recorrido por diferentes colegios de Huesca del Carrito de los Helados Juguetones, una iniciativa que busca fomentar el juego libre y la creatividad de los más pequeños. Entre los juguetes del Carrito que mejor acogida tienen se encuentran las tizas, que acaban llenando de color y diversión los patios escolares.

La Ciudad de las Niñas y de los Niños es un proyecto internacional de participación ciudadana (en marcha en más de 200 ciudades del mundo) que pretende que los niños y niñas sean protagonistas de la construcción de la ciudad y que la ciudad se vaya diseñando tomando al niño y la niña como medida. El Consejo de la Ciudad de los Niñas y las Niños ya ha participado en proyectos como el diseño y las propuestas de remodelación de la plaza de María Auxiliadora, el parque del Encuentro o el parque San Martín, entre otras, y el objetivo es que su implicación en las futuras iniciativas siga en aumento y sea una voz a tener muy en cuenta.