El Ayuntamiento de Huesca ha solicitado fondos europeos, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; para el proyecto de renaturalización del río Isuela Revive Isuela.

El proyecto tiene un presupuesto de casi tres millones de euros y busca actuar en el cauce del río a su paso por la ciudad con el objetivo de convertirlo en un verdadero corredor ecológico. La concejala responsable de Fondos Europeos, Cristina de la Hera, quiso remarcar que la importancia de este proyecto radica en «mejorar la habitabilidad de sus riberas convirtiéndolo en un espacio natural y potenciando su uso y disfrute por parte de la ciudadanía».

La iniciativa, en caso de ser financiada, se ejecutará en colaboración con la Universidad de Zaragoza, cuya contribución es necesaria para el desarrollo de los estudios científico-técnicos que ayuden a definir la mejor estrategia de actuación. Además, contará con una oficina técnica cuya importancia, explicó de la Hera, «es que no sólo garantizará la correcta ejecución y seguimiento de las actuaciones, sino que será la encargada de la comunicación y participación de la ciudadanía en el proyecto».

Revive Isuela plantea mejorar la adaptación de la ciudad de Huesca al temido cambio climático, posicionando el río como elemento mitigador de los efectos derivados de este. Además, contempla como objetivo primordial la puesta en valor del espacio del entorno fluvial mediante actuaciones ligadas a la revitalización del uso agrícola sostenible y a la consolidación de una red de senderos, propiciando modos de vida más saludables. La iniciativa contiene actuaciones en una extensión de 53,5 hectáreas dividida en cinco tramos desde los márgenes aguas arriba del río Isuela hasta la zona de transición con las zonas agrícolas del sur de la ciudad.