Esta es la cantidad que la lotera turolense habría repartido entre sus conciudadanos si los diez décimos de la serie 180 no hubieran sido devueltos. Con este dinero la provincia recuperaba parcialmente la cantidad invertida en este sorteo que, según el Organismo Nacional de Loterías, rondaba los siete millones de euros. O lo que es lo mismo, un gasto por habitante de 50,42 euros, que situaba a la provincia en el puesto número 22 del ránking nacional.