El clamor en contra de la guerra en Irak se extendió por todo el planeta, desde Hong Kong hasta México. En Asia, decenas de miles de pacifistas gritaron en contra del conflicto y en América Latina, se esperaban para ayer tarde multitudinarias manifestaciones que podrían batir marcas.

Ya el pasado viernes, al menos 100.000 personas habían paralizado las calles de Melbourne, la segunda ciudad de Australia, un país que participa en el despliegue militar de Gran Bretaña y EEUU en torno a Irak. La respuesta, sin embargo, fue limitada en Asia. En Tokio tan sólo 25.000 personas desfilaron contra la guerra. En Seúl, la capital de Corea del Sur, país vecino de Corea del Norte, uno de los integrantes del llamado eje del mal, sólo un millar de personas protestaron.

AMERICA LATINA Concentraciones multitudinarias estaban previstas en América Latina para última hora de ayer. En la capital de México se esperaba una marcha similar a la que pidió el fin de la guerra contra los zapatistas, una de las mayores que se recuerdan. La marcha debía culminar su trayecto ante la Embajada de EEUU, informa Toni Cano.