El Ministerio de Medio Ambiente garantizó ayer que las riberas del Ebro de Zaragoza estarán recuperadas antes del 2008. Así lo anunció el secretario de Estado de Aguas, Pascual Fernández, quien se comprometió formalmente con el plan director del Ebro, haciendo notar que también están implicadas las principales instituciones aragonesas. Su promesa se concretará en breve, ya que los responsables de la delegación del Gobierno en Aragón y de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Eduardo Ameijide y José Vicente Lacasa, respectivamente, se reunirán con el alcalde, Juan Alberto Belloch, para fijar prioridades.

Pascual Fernández hizo público su respaldo ante los representantes de los 56 países que asisten en Zaragoza a las jornadas de la Expo 2008. En este foro, manifestó que el plan de riberas será ejecutado "coordinadamente entre todas las administraciones públicas", y citó, además del Gobierno central, a la DGA, a la Diputación de Zaragoza y al consistorio: "Prevemos invertir 20.000 millones de pesetas, que va a permitirnos garantizar tener el río en las mejores condiciones. El compromiso es que las actuaciones estén totalmente terminadas en el 2008".

Este macroproyecto fue redactado por el consistorio hace tres años y carecía de calendario. Entonces, los 120 millones de euros de coste se preveían pagar con pisos y ayudas europeas, aunque Medio Ambiente prometió hace más de un año una partida de 24 millones. Por el momento, ninguno de los 25 proyectos que incluye está en obras.

"LA MEJOR NOTICIA" El anuncio fue acogido con satisfacción por el alcalde y presidente del consorcio Zaragoza Pro Expo 2008, Juan Alberto Belloch, aunque la semana pasada planteó que el Gobierno debería asumir su ejecución. "El compromiso para que las obras se realicen antes de 2008 es la mejor noticia que podíamos recibir. Constituye un refuerzo muy importante para nuestra candidatura y pone de manifiesto que las instituciones caminamos de la mano", dijo.

El presidente de la CHE, José Vicente Lacasa, avanzó que en breve se reunirá con el alcalde y el delegado del Gobierno para fijar las prioridades del plan director, un documento que, dijo, puede sufrir adaptaciones o la incorporación de "ideas que complementen". En este sentido, Lacasa recordó que se redactó sin tener definida la propuesta urbanística de la muestra y que la confederación no lo conoce oficialmente.

Pascual Fernández participó, junto a Belloch, en la apertura de la jornada técnica celebrada en el Auditorio sobre el tema de la Expo 2008, Agua y desarrollo sostenible . En este sentido, el número dos de Medio Ambiente señaló que el agua está de "rabiosa actualidad" y apuntó que sería "de justicia" que Zaragoza y el Ebro "se vieran favorecidos con la decisión" por la posibilidad de acoger la Expo 2008.

La trascendencia del tema fue elogiado también por la cúpula y los delegados de la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE), que en diciembre del 2004 deberán escoger entre la candidatura de Zaragoza y las de sus competidoras, Trieste (Italia) y Tesalónica (Grecia).