El barómetro municipal explica por qué el alcalde Belloch paró recientemente la reforma de paseo Teruel: el tráfico está empezando a crispar los ánimos de verdad los ánimos de los zaragozanos. Pero el dato realmente preocupante del estudio es la percepción que uno de cada tres zaragozanos tiene de la inmigración. Para este importante porcentaje de la población, la llegada masiva de extranjeros es un problema. Este dato debe llamar a la reflexión, tanto a los gobernantes como a la sociedad en general. La mera calificación como problema del fenómeno predispone al conflicto y obliga a encender las alarmas.