El anuncio del viernes del Ministerio de Fomento de que el AVE mantendrá sus horarios a pesar de que a partir de mañana correrá más en algunos tramos ha disgustado a Chunta Aragonesista. Su portavoz en Madrid, Chuse Inazio Felices, recordó ayer que "se han cumplido tres años desde la puesta en marcha del servicio y el AVE todavía no alcanza la velocidad prometida. Fomento anunció que no subiría el precio del billete, pero resulta que era porque tampoco iba a incrementar la velocidad. Por eso pedimos que cuando el tren llegue a los 300 kilómetros por hora, dispongamos de las mismas ventajas que otras líneas de Alta Velocidad", señaló en un comunicado.

Y por ello, el partido considera "objetivo prioritario" conseguir la implantación de abonos de transporte y de lanzaderas para distancias intermedias del AVE de Zaragoza, Huesca y Calatayud con Madrid y Lérida. Con este nuevo sistema tarifario, según CHA, se garantizaría el uso de este medio de transporte a la mayoría de la población.

El partido añade que que en la actualidad se han suprimido prácticamente todos los servicios de ferrocarril convencional alternativos al AVE, y que "no se dispone de las mismas condiciones que otros usuarios de Alta Velocidad, como los de Madrid-Sevilla, en cuanto a abonos, horas determinadas con precios más bajos y servicio de garantía de retraso, según el cual, por cinco minutos de retraso se devuelve el importe íntegro del billete".

El viernes pasado, Fomento anunció mejoras inmediatas en el servicio, como el aumento de la oferta con tres trenes diarios y dos refuerzos para el fin de semana.