Jesús Millán, que se las tuvo que ver con una corrida grande y complicada de Samuel Flores, justificó su capacidad para lidiar cualquier clase de ganaderías en plazas de primera.