Los fuegos artificiales en el Ebro, que este año cambiaban de ubicación, y la traca final pusieron anoche un brillante broche al Pilar más multitudinario que se recuerda. Más que un espectáculo concreto o una programación en un espacio determinado, el gran protagonista de los pilares 2006 ha sido el público, que, con su presencia masiva, sobre todo en los actos organizados en la calle, ha sido el alma de las fiestas.

No cabe duda que el buen tiempo en general y la ausencia de lluvias ha favorecido que la gente se lanzase a vivir las fiestas con ganas desde el mismo momento del pregón. Y así, las cifras oficiales que ayer ofreció el Ayuntamiento de Zaragoza arrojan números de récords absolutos, tanto de participación en los actos lúdicos y religiosos --Ofrenda y Rosario de Cristal--, como de visitantes, atraídos por la oferta festiva y el horizonte de la Expo del 2008. Lo mejor, sin embargo, es, como se apunta desde el consistorio de la capital aragonesa "que los ocho días de fiesta se han desarrollado en un clima de tranquilidad y alegría, sin incidentes graves".

Además, y ante las advertencias municipales, los ciudadanos han optado por dejar el coche en casa y se han desplazado a pie o con el transporte público. Así, los autobuses urbanos han superado las cifras globales de otras fiestas, con registros diarios de 420.000 viajeros y un total superior a los tres millones de viajeros transportados durante todas las fiestas.

El otro aspecto destacado es el aumento de visitantes. Las Oficinas Municipales de Turismo y los puntos de información turística han atendido un total de 37.974 consultas, un 36% más que el pasado año. En este aspecto es significativo el crecimiento de las consultas de ciudadanos extranjeros, con un incremento del 58% sobre el Pilar del 2005, procedentes fundamentalmente de Reino Unido, Italia y Francia.

En cuanto a las cifras de asistencia a las actividades programadas, una vez más destaca la calle como principal escenario. Así, el 80% de los espectáculos han sido gratuitos, por lo que las calles y plazas han registrado llenos absolutos, como en los conciertos de Ana Torroja o La Oreja de Van Gogh y Álex Ubago.

Pero los espectáculos de pago no se quedan atrás. Estopa, El Canto del Loco o Sabina, en el pabellón Príncipe Felipe, colgaron el cartel de no hay billetes; lo mismo que los dos de Serrat en el Auditorio. Cabaret, en el Principal, y 5 hombres y mujeres.com, en el Auditorio, también llenaron todos los días.

Respecto a la Ofrenda de Flores, los datos son "contundentes", y se estima que el número de participantes, entre oferentes y personas que se encontraban siguiendo el recorrido, se acercaron a 350.000 personas.

Entre las novedades de las fiestas de 2006 destaca el éxito del portal de internet www.fiestasdelpilar.com, que ha recibido 43.000 visitas desde diferentes puntos de España y también desde Gran Bretaña, Alemania, Francia, México y Estado Unidos, por lo que ha cumplido su misión de reforzar la proyección de unas fiestas que han estado ligadas a la Expo 2008 y a los cambios que está experimentando la ciudad.