El tirón de la inversión municipal de este año, en torno al 45% según el cálculo oficial, no se alcanzará en el 2007, pero aún así las arcas municipales estarán repletas con 180 millones de euros para gastar. Además de las obras emblemáticas de la Expo 2008, una lista interminable de actuaciones urbanas en los barrios --centros cívicos, culturales, de formación y deportivos-- pasarán de proyecto a realidad.

124 millones en tres años para el 2008

El esfuerzo económico que asume el Ayuntamiento de Zaragoza para lograr que la Expo 2008 sea un éxito se refleja en una cantidad concreta, 125 millones de euros, que se reparte por el presupuesto municipal a lo largo de un trienio. En el 2006, este plan de acompañamiento sumaba 38,9 millones de euros; para el 2007, las cuentas del consistorio reservan 35,4 millones más, y en el 2008 se cerrará el ciclo inversor extraordinario con 52 millones de euros. Entre las obras que se pagarán con este dinero se encuentran el azud del Ebro, el parque metropolitano del agua en el meandro de Ranillas, el vial norte del Actur, la Ronda del Rabal o la adecuación de las riberas.

Los servicios públicos, el plato fuerte

El gasto corriente crece de forma importante en el presupuesto municipal del 2007 y los responsables del consistorio defienden el incremento alegando que es imprescindible para mejorar los servicios públicos, uno de los platos fuertes del proyecto. Según el documento económico, se destinarán 55,2 millones a limpieza; 37,6 al transporte público; 70,9 al abastecimiento y depuración de aguas, proyectos viarios y mantenimiento; 60 a servicios sociales, culturales y deportivos; 65 a seguridad ciudadana y 21,6 a parques y jardines. Francisco Catalá destacó también el interés del consistorio en el gasto social, que es, insistió, "voluntario". Del 2004 al 2007 ha aumentado un 31,3%, hasta llegar a 200,6 millones. Educación y Acción Social suben un 8,61%.

Las nuevas obras, por su nombre

Los 180,6 millones de inversión del 2007 se reparten entre proyectos Expo y de ciudad. Destacan el azud del Ebro, con 15 millones; el vial norte del Actur, que mejorará el acceso desde Huesca y cuenta con 18 millones, la Ronda del Rabal, ya en construcción, la nueva plaza de Delicias, con 1,2 millones; el cámping, con 4,2 millones, o la inversión en vivienda para rehabilitar los conjuntos urbanos de interés, que dispondrá de un partida de 30 millones de euros de la que el ayuntamiento asume 16. Otros proyectos son los centros de formación Gran Capitán y Salvador Allende y centros cívicos de Oliver, Valdefierro y Actur Sur.