El mejillón cebra ha causado en tan solo 20 años en Estados Unidos (EEUU) unos daños valorados en 5.000 millones de dólares, al cubrir, tapizar y obturar toda infraestructura que encuentra a su paso. De hecho, en la zona de los Grandes Lagos se han detectado masas de hasta 750.000 individuos por metro cuadrado. A pesar de estas cifras y del grave problema que significa (se consideró catástrofe nacional en 1989), los científicos no han encontrado de momento una solución al mismo. La afección del mejillón cebra comenzó en EEUU hacia 1985-89, pero mucho antes se inició en el continente europeo. De hecho, este molusco bivalvo de agua dulce procede de los mares Negro y Caspio. Algunos estudios datan la primera presencia de la especie en los distintos países europeos alrededor de la década de 1860, aunque es desde hace dos siglos cuando se da una aparente estabilidad de las colonias y se revela el grave problema que supone. Problema que en el caso de España es todavía mayor, al destacar el país por el diseño de toda una red de infraestructuras de riego única y característica por sus canales y acequias para el regadío.