La teniente de alcalde de Servicios Públicos de Zaragoza, Carmen Dueso, avanzó ayer una batería de medidas para poner coto al coche y primar el uso del transporte público a lo largo del 2007. Entre las actuaciones se incluyen la creación de los dos primeros intercambiadores de bus y de la primera zona urbana con limitaciones de velocidad, el impulso a los carriles bus y el suministro de nuevos equipos de regulación del tráfico.

Dueso aprovechó la inauguración de las jornadas sobre transporte urbano de UGT para esbozar las líneas maestras del presupuesto del 2007, con las que plantea adelantar ya el avance del Plan Intermodal de Transportes (PIT) gracias a un presupuesto de 37,6 millones de euros, un 42% más que en el 2003.

Una de las intervenciones estrella será la creación de los primeros intercambiadores de transporte público en los barrios de La Romareda y del Actur, donde coincidirán distintas líneas de bus urbano e interurbano para facilitar la intermodalidad. Estos centros neurálgicos de transporte se ubicarán en la glorieta emperador Carlos V y en la confluencia de Valle de Broto con María Zambrano y costarán unos 500.00 euros. Dueso explicó que se podría incluso ejecutar un tercero en la avenida de Cataluña, en el entorno del tercer cinturón. Este proyecto dispone de un plurianual, que fija otra partida de 800.000 euros para el 2008.

La teniente de alcalde señaló que otra de las medidas planteadas en el PIT, la reducción del tráfico en el Casco Histórico y en el Ensanche, dará su primer paso en el 2007 con el estudio de la zona 30 en el sector de León XIII. Dueso apuntó que su objetivo es aplicarla a lo largo del año, lo que conllevará limitar la velocidad en la zona a solo 30 km/h para desincentivar el uso del coche.

TECNOLOGÍA Otro capítulo que se impulsará de forma decisiva es el suministro de equipos regulación de tráfico, con lo que se pretende priorizar el transporte público en los semáforos e instalar nuevas señalizaciones activas que informa al ciudadano, por ejemplo, de un atasco. A este fin se destinará 2,7 millones.

Servicios Públicos prevé encargar el estudio de aparcamientos de disuasión en los accesos a la ciudad, para lo que reservará 100.000 euros.

Dueso destacó en su intervención la acogida de las tarjetas bus (se han vendido 350.000), que se aplicarán en un mes en los autobuses rurales. También destacó el millón de transbordos mensuales, un dato que, a su juicio, destaca la atracción que ha supuesto las mejoras introducidas y el consiguiente aumento del uso del transporte público.