La construcción del nuevo carril bus de Gómez de Avellaneda y María Zambrano empezará el próximo mes y se acometerá por tramos para minimizar las afecciones. Así lo apuntó ayer la teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso, quien explicó que la contratista ejecutará los trabajos por manzanas y solo podrá ocupar uno de los tres actuales carriles de circulación.

Dueso señaló que las máquinas podrían incluso parar en Navidades si se registran graves problemas de circulación. El tramo de María Zambrano se acometerá en el verano del 2007 para evitar más afecciones en un sector que ya sufre problemas de saturación.