El último análisis realizado por el Ministerio de Vivienda, y publicado por este diario el viernes, asegura que la actividad constructora en España se mantiene al alza en los primeros meses de este año, con un ritmo de nuevas promociones que supera el 11% con respecto al 2005. En el territorio nacional se prevé la edificación de 550.000 nuevas viviendas. Los inmuebles visados por los colegios de arquitectos técnicos de todo el territorio aumentaron un 15,9%, por lo que en todo este año se habrán puesto a la venta 610.000 pisos más. Habría que detallar que una gran bolsa de estos pisos de nueva construcción es de segundas residencias o pisos destinados a la inversión. En total, en España se han levantado 23,2 millones de viviendas, de las que 1,87 millones son de alquiler.

La subida de los tipos de interés no afectará, dicen los expertos, al ritmo de ventas o de construcción de nuevas viviendas en Zaragoza. Desde Foro Consultores se han comparado los efectos de esta medida en los mercados de Madrid y Barcelona, y aseguran que no va a tener efectos devastadores. Más bien, los consumidores tenderán a ampliar el plazo de las hipotecas y prolongar los pagos mensuales más de 30 años. Sin embargo, otros insisten en que el ciudadano ya no comprará con tanta facilidad como antes. A la subida de precios de los pisos se suma ahora la de los intereses.