La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret) y la organización conservacionista Ecologistas en Acción-Ecofontaneros llevaron ayer a cabo una nueva acción en defensa de los ríos y para reclamar una moratoria sobre las grandes obras de regulación hidráulica. Ambas asociaciones convocaron a los interesados en el puente de Hierro de Zaragoza para pintar una gran pancarta con la que dar voz a los ríos e invitaron a participar a cuantos quisieron dejar su contribución. La pancarta se utilizará en la asamblea de organizaciones de la cuenca que se celebrará el próximo 19 de noviembre en la capital aragonesa, bajo el lema Ríos vivos. Moratoria a grandes embalses y nuevos regadíos ¡ya!. Este acto reivindicativo, que terminó con música y vermú, es uno más de los muchos que han protagonizado los conservacionistas, muy activos contra el proyecto del trasvase del Ebro, hoy derogado, pero también contra las grandes presas.