El Ayuntamiento de Zaragoza dispondrá en los próximos días del anteproyecto de la primera línea de tranvía de la ciudad, que permitirá decidir al equipo de gobierno municipal si saca a concurso en enero solo el proyecto o incluyen también la construcción e incluso la explotación del trazado norte-sur. Las consultoras Iberinsa y Urbantrans tiene prácticamente acabado el trabajo, que incluirá las alternativas de trazado y los estudios complementarios sobre su financiación y los posibles modelos de explotación, imprescindibles para fijar el pliego de condiciones. Fuentes municipales subrayaron que estos documentos condicionarán el alcance de la licitación, aunque el compromiso político era dejar todo cerrado antes de elecciones. Para este proyecto, Urbanismo ha reservado una partida de 125.000 euros en los presupuestos del 2007.

El consejero de Obras Públicas de la DGA, Javier Velasco, reiteró ayer que a lo largo del 2007 se tramitará el diseño, la obra y la explotación, aunque la concesionaria no podrá iniciar la construcción hasta la clausura de la Expo para evitar graves afecciones al tráfico. La financiación se cubrirá en parte con plusvalías pactadas entre la DGA y el ayuntamiento.