El Plan Intermodal de Transporte contempla incrementar en 29 kilómetros la longitud de la red de carriles bus en Zaragoza, dando continuidad a los 24 tramos existentes que suman ahora 12,8 kilómetros. A esta red, habría que añadir 36,5 kilómetros, divididos en ocho tramos, de carriles bus de uso preferente para autobuses suburbanos y comarcales. El Portillo, Santa Isabel, AP-68, avenida Navarra, avenida Pirineos, Cesáreo Alierta, tercer cinturón y Vía Ibérica serán destino o salida de estos carriles. El objetivo final es potenciar el transporte público.