El III Congreso de Ingeniería Civil, Territorio y Medio Ambiente (ICITEMA) comenzó ayer en Zaragoza con un señalamiento de los expertos: la decisión acerca de que las actuaciones en el territorio tengan en cuenta criterios de sostenibilidad depende finalmente de las decisiones políticas.

Los presidentes del Colegio y de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Edelmiro Rúa y Miguel Aguiló, respectivamente, compartieron esta visión en una rueda de prensa ofrecida tras la inauguración del Congreso, organizado bajo el lema Agua, Biodiversidad e Ingeniería. Con más de 500 participantes y casi 400 comunicaciones, la tercera edición de este encuentro profesional centrará el debate que sobre agua y sostenibilidad acogerá la Exposición Internacional de 2008, dentro de las denominadas Tribunas del Agua, en las que participarán algunos de los expertos presentes este congreso.

Rúa afirmó que el principio de sostenibilidad no debe aplicarse porque "sea políticamente correcto", sino por la lógica del respeto al medio ambiente que debe inspirar toda actuación en el territorio.

Recordó que fue el ingeniero español Agustín Betancourt quien redactó el primer informe ambiental de la historia.

Rúa anotó que el grado de ecología de una obra de ingeniería depende en última instancia de las decisiones políticas del gobierno de turno, que deberían, dijo, basarse en la opinión de la ciudadanía.