La necesidad de reforzar todos y cada uno de los pilares del edificio, incluidos algunos del pabellón oeste en el que se ubicará el área de Urbanismo, obligará a los responsables municipales a demorar el traslado de los funcionarios, como mínimo, hasta los primeros meses del 2007. El teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar, aseguró ayer haber alcanzado un "acuerdo mutuo" con Aliance Brothers, la empresa adjudicataria de la mudanza, cuyo plazo límite para ejecutar estos trabajos finalizaba en noviembre. El pacto establece que el ayuntamiento no deberá pagar un sobrecoste por hacer la mudanza más adelante, en el 2007.

El contrato de adjudicación, firmado en agosto, daba un plazo de cuatro meses a la compañía catalana para llevar a cabo la mudanza. Aliance Brothers cobrará 132.000 euros por este traslado. La empresa tiene una amplia experiencia en este tipo de tareas y ha trabajado, entre otros, para el Ayuntamiento de Barcelona y el Museo del Prado.

En total, será necesario mover desde El Cubo y desde el edificio de la plaza Eduardo Ibarra a 356 funcionarios adscritos a la Gerencia de Urbanismo, la biblioteca, archivos, muebles y sistemas informáticos. Al pabellón oeste del antiguo edificio eclesiástico está previsto también llevar a otros 146 trabajadores de Servicios Públicos y 119 de Régimen Interior y Fomento. Asimismo, se ha previsto también ubicar allí las sedes de los grupos sindicales, integradas por 21 personas.