Centro de especialidades Ramón y Cajal, en pleno centro de Zaragoza. Siete de la tarde pasadas. El barullo de la mañana ya ha desaparecido, pero la actividad continúa. Más de una veintena personas esperan en la sala de espera de las consultas de Cirugía y Traumatología, en la tercera planta, precisamente las áreas en las que se quiere potenciar la actividad de tardes en mayor medida. Media docena más aguarda para realizarse una prueba en Radiología en la planta baja.

A pesar de que ya empieza a anochecer, los usuarios no dudan en apoyar la prolongación de la jornada médica, sobre todo por la amplitud de horario, aunque desconocen que la programación de tardes es voluntaria por parte de los médicos. Por no hablar de los complementos B y C --extras económicos anuales-- con los que se paga este sobreesfuerzo a los sanitarios, totalmente desconocidos para los usuarios.

"A mi me parece estupendo. Si trabajas por la mañana no tienes que perder días de fiesta para venir al médico y puedes hacerlo por la tarde", explica Amparo Murillo, una de las pacientes que espera para entrar en una de las consultas.

Lo mismo opina María Martín, que acompaña a su madre al médico. "Si hay consultas también por las tardes, siempre tendremos más y mejor atención", asegura. "A mi ahora me da igual porque no trabajo y tengo tiempo para venir cuando me citen, pero a mis hijos, por ejemplo, les iría fenomenal poder ir al médico por las tardes", añade. "Además, así se podrá adelantar la lista de espera y todo irá mejor", concluye.

El Ramón y Cajal tiene consultas de Trauma y Cirugía prácticamente todas las tardes de la semana. También son frecuentes las de Oftalmología y Ginecología y las demás dependen de los doctores que las llevan. Los lunes y los martes, por ejemplo, hay consultas de Digestivo, mientras que Neurología también tiene asignado un día a la semana en el calendario de citas vespertinas.

En Radiología, para realizar pruebas diagnósticas, se cita a los pacientes hasta las ocho de la tarde. "Lo único que no se hace por las tardes es mamografía", explica un sanitario, que asegura desconocer la causa.

"Está muy bien que los hospitales y centros de salud trabajen por las tardes, sobre todo si eso sirve para que las consultas no estén tan colapsadas. Así esperaremos menos", asegura Gloria Bernal, que espera su turno para rayos.