El aumento imparable de los participantes en congresos y convenciones que se celebran en Zaragoza aconseja un aumento del número de plazas hoteleras en la ciudad, que en algunos casos puntuales, cuando coinciden varios eventos a la vez, roza el lleno y debe, incluso, trasladar a algunos visitantes a localidades de fuera de Zaragoza. Con la construcción de los once nuevos establecimientos hoteleros previstos para la Expo se alcanzarán los 13.500 alojamientos.

Esta semana, aseguran los organizadores de congreso, se ha vivido un importante pico de visitantes, porque en la mayoría de los establecimientos del casco urbano se ha colgado el cartel de completo.

En estos momentos, según los datos oficiales del ayuntamiento y de los empresarios del sector, Zaragoza dispone de 7.500 plazas de alojamiento en hoteles de distintas categorías, hostales y pensiones.

La capacidad aumenta si se añaden las camas de apartamentos turísticos de alquiler, residencias universitarias y albergues juveniles. Con todo, la cuenta total asciende a las 10.000 plazas.

Con la Expo 2008, la actividad turística sufrirá un tirón importantes y las empresas responden al reto: se construirán al menos once hoteles, que modernizarán y aumentarán la oferta durante la muestra internacional y después de ella.

Serán, en total, 3.200 plazas de más. la afluencia actual de visitantes no sería capaz de hacerlas rentables. Pero el Teniente de alcalde responsable de Turismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Florencio García Madrigal, está convencido de que con un buen plan de promoción y ventas la ciudad conservará la capacidad de atracción de visitantes generada en la muestra.

"Si hay más oferta de hoteles, se generarán nuevas demandas. Es lógico que ocurra así", asegura.Mientras tanto, la importante reserva que supone la celebración de congresos y convenciones augura un buen futuro. Para el 2007, la capital aragonesa ya tiene confirmados 17 eventos de con gran afluencia de visitantes. Para el 2008, Expo aparte, se han cerrado otras 15 reuniones multitudinarias. El nuevo palacio de congresos que promueve la DGA en el meandro de Ranillas aumentará las cifras.