Las tarifas se espera que suban de forma notable durante los meses de la Expo del 2008. Así lo constató EL PERIÓDICO, que el pasado mes de julio realizó una consulta a diversos hoteles de distinta categoría, ubicados en Zaragoza. Las conclusiones extraídas era que el precio de una habitación podía llegar a triplicarse en solo un año. Así, una habitación doble con desayuno en el hotel Palafox (cinco estrellas) en julio costaba 108 euros, que se convierten en 330 un año más tarde. El Boston, de la misma categoría, cobraba en el mismo periodo 100 euros, mientras que del 7 al 13 de julio del 2008, por ejemplo, el alojamiento doble tiene un precio fijado de 250 euros (más el 7% de IVA). En establecimientos más modestos son pocos los que ofrecen ya tarifas para dentro de 365 días. En El Cisne (tres estrellas), en julio la habitación doble costaba 69 euros (IVA incluido), en julio del 2008, 120 euros más IVA.

Este fue precisamente uno de los grandes errores que cometió la Exposición Universal del 92 de Sevilla, algo que podría repetirse en la capital aragonesa durante los meses de la muestrainternacional.