El Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón tiene como objetivo contribuir al mantenimiento y promoción de la libre competencia, para así lograr una mayor eficiencia en los mercados. Entre sus funciones está la elaboración de informes, tanto aquellos que marque la legislación vigente como los que le pudieran ser solicitados por las administraciones públicas o asociaciones.

En su primer año de andadura, este organismo ha centrado su actividad en la emisión de de informes en materia de apertura de grandes superficies. También gestiona varios expedientes en fase de instrucción, sobre todo del sector servicios, y prepara un estudio sobre la competencia del mercado en Aragón, para luego determinar qué actividades precisan de un mayor control.