El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, ha apostado hoy por incrementar la flexibilidad del mercado laboral, especialmente para las pymes, pero sin incrementar la jornada de cuarenta horas semanales.

Díaz Ferrán, quien hoy ha presidido en Zaragoza una reunión del Comité Ejecutivo de la CEOE, ha dicho que no llevará "nada preconcebido" a la reunión del próximo miércoles a la que han sido convocados los agentes sociales por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para marcar la agenda del diálogo social.

Según ha comentado a los medios, la patronal asistirá al encuentro con una "hoja de ruta totalmente abierta", aunque ha remarcado que los objetivos han de ser la creación de empleo, la estabilidad en los puestos de trabajo y una mayor flexibilidad para las empresas, de manera especial para las pymes.

Díaz Ferrán ha insistido en que es "necesario" un mercado laboral "más flexible, porque eso es lo que garantiza precisamente el que pueda haber puestos de trabajo más estables".

El responsable de la patronal ha rechazado la posibilidad de plantear un aumento de la jornada laboral y ha asegurado que la propuesta de la Unión Europea (UE) para establecer un máximo de 65 horas semanales ha sido "bastante mal interpretada".

Díaz Ferrán ha explicado que esta propuesta busca dar solución a "casos muy concretos y particulares", como son las guardias de los médicos.

Se trata, ha añadido, de legalizar "lo que ahora está sucediendo, de acuerdo a los sindicatos y los trabajadores, y con una relación voluntaria entre empresa y trabajador", siempre en situaciones muy "esporádicas y limitadas".

El presidente de los empresarios ha recordado que, en España, el Estatuto de los Trabajadores establece la jornada de cuarenta horas semanales, y "nadie piensa en una cosa distinta".

Además, la media establecida por los convenios colectivos está por debajo de las cuarenta horas semanales y se va a seguir "en esa senda", ha zanjado.

La propuesta de la UE para incrementar la jornada laboral a un máximo de 65 horas ha sido uno de los puntos que ha tratado el Comité Ejecutivo de la CEOE, junto a otros asuntos, como el rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa, algo que, en opinión de Díaz Ferrán, "no es bueno".

Los representantes de la CEOE, que hoy tenían programado un almuerzo con el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y esta tarde visitarán la Exposición Internacional de Zaragoza, reanudarán mañana en Madrid la reunión del Comité Ejecutivo.