Tenemos muchos proyectos y poco dinero". Partiendo de esa base, que comparten --y manifiestan-- todos los alcaldes consultados, ninguna dificultad es excesiva para conseguir las ayudas del Fondo Estatal de Inversión Local. Ni los plazos ajustados --las solicitudes se deben presentar antes del 24 de enero-- ni los trámites, que incluyen aspectos como la obligatoriedad de gestionar las peticiones por vía telemática, la necesidad de contratar personal desempleado o la prohibición de proponer proyectos ya previstos y presupuestados.

En cualquier caso, la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha puesto en marcha una agencia de planeamiento con el objetivo de facilitar la tramitación de proyectos municipales con gabinetes externos que agilicen las diligencias. Para ello cuenta con 600.000 euros destinados a asistencias técnicas contratadas por los ayuntamientos para este año y la misma cantidad para los próximos dos.

Esta es una de las cuestiones que congregaron ayer a alcaldes, concejales y secretarios en una jornada informativa organizada por la institución provincial y la Delegación del Gobierno en Aragón para resolver las dudas relacionadas con estas ayudas y "no perder ni un solo euro" del fondo, en palabras de Javier Lambán, presidente de la DPZ. Unas 300 personas se dieron cita en Zaragoza para conocer los detalles y solucionar las dificultades de los municipios, provocadas, en los grandes, "porque tienen más dinero para invertir", y en los pequeños "por su escasez de medios", según Lambán.

Los ediles, sin embargo, no parecían especialmente preocupados al finalizar la jornada. En la mayoría de los casos, aseguraban tener claro el destino de los fondos, que se reparten de manera proporcional según la población. Entre los proyectos, renovación de redes, obras en edificios o arreglos de calles, principalmente. "Ya estamos acostumbrados a pedir subvenciones", "Teníamos el plan pero no la financiación" o "Ojalá fuera más" eran solo algunos de los comentarios que se escuchaban. Si las instituciones querían transmitir tranquilidad, lo consiguieron. Queda por ver si realmente todos cumplen con el objetivo de cumplir todos los trámites necesarios dentro del plazo.