El vicealcalde de zaragoza, Fernando Gimeno, aseguró ayer que el ayuntamiento va a intentar negociar con el Ministerio de Fomento "fórmulas múltiples" para intentar acabar algunos de los tramos de la ampliación de la Ronda Norte, sobre todo aquellos están muy avanzados y casi terminados para no tener que esperar mucho para su puesta en servicio cuando los trabajos a realizar son mínimos. No quiso concretar ni cuáles ni cómo se podría llegar a un acuerdo, aunque sí aclaró que en ningún caso pasaría por adelantar el dinero desde el consistorio. Tampoco podría asumir ese coste ahora. Pero se considera una prioridad "que los plazos se reduzcan lo más posible".

Gimeno confirmó que el consistorio no tuvo conocimiento de la decisión adoptada por Fomento que afectaba a la Ronda Norte hasta que se hizo efectiva la paralización de la obra el pasado lunes. "Esperamos que no haya más novedades", comentó al tiempo que sostuvo que la valoración del PSOE en el ayuntamiento no ha variado con respecto al último pleno y que "la posición es clara: intentar que no haya más recortes pero evitar la confrontación". De esta manera, la forma de defenderlo será a través de la negociación con Fomento para estudiar cómo reducir la espera o lograr la finalización de los tramos más avanzados. "Vamos a defender todas las obras de la ciudad", añadió. En este sentido, también quiso remarcar que el ministerio, a pesar de los recortes, "ha sido muy sensible con las obras de Goya y se lo tengo que agradecer".