En breve comenzarán a negociar PSOE, CHA e IU las ordenanzas fiscales para el 2012, y el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, confió en tener cerradas "a finales de septiembre o principios de octubre" y serán "las que decidan 16 concejales". Sus socios ya le piden una nueva progresividad para gravar más a las rentas altas, que los socialistas comparten. Mientras, Gimeno también comentó que el presupuesto seguirá decreciendo el año que viene y que espera reducir la deuda a largo plazo en 48 millones al finalizar el 2011, situándola en unos 700 millones de euros.