Primero fue la pulsera para los peñistas y ahora son los bonos para el resto. TanRicamente ha roto la dinámica llevada a cabo hasta ahora para acceder al párking norte de la Expo con la expedición de acreditaciones de acceso. Ayer, se vendieron más de 4.000 bonos, 500 de acceso libre de menores al festival además de producirse 1.100 solicitudes de pulseras también para menores. El precio de libre acceso al festival es de 90 euros, 50 para desempleados y estudiantes.También los hay para comidas o bebidas por un importe de 20 euros a canjear por un total de 35 euros dentro del recinto.

LOS MENORES Este año el control de menores se intensificará. Por ello, todos aquellos menores de 18 tendrán que acudir a las oficinas ubicadas en Puerta Cinegia acompañados de un tutor legal que acredite su consentimiento de entrada al recinto. En caso de querer un bono para todo el festival, su coste será de 50 euros. Las entradas se venderán de forma individual pero, igualmente, tras la firma de consentimiento del tutor. En ambos casos, se entregará una pulsera específica al usuario que deberá llevarla en todo momento. En el caso de la pulsera para el festival completo, el menor no podrá quitársela durante los días que duran los conciertos, una vez se haya cortado, dejará de tener validez.

Respecto a las 8.000 solicitudes de entradas de peñistas, estos deberán presentar el último recibo de la peña para poder recibir la pulsera. En relación a las insinuaciones del presidente de Interpeñas, Braulio Cantera, sobre un posible boicot de los peñista, la empresa consideró que según los comentarios recibidos, el número de peñistas con la intención de convertir las pulseras en entradas no vendibles "no superará el 2%".