Es el Skoda de serie más rápido jamás construido. Esa es la principal carta de presentación del Octavia RS, la versión deportiva de la berlina media de la marca checa que acaba de llegar al mercado español con carrocería turismo y familiar. El modelo más potente de la gama Octavia se comercializa con un motor de gasolina 2.0 TSI de 220 CV y otro diésel 2.0 TDI de 184 CV. Los precios van desde 30.080 euros, campañas de promoción a parte.

El Octavia RS 2.0 TSI de 220 CV comparte motor con el Volkswagen Golf GTI, igual que el Octavia RS 2.0 TDI de 184 CV lo hace con el Volkswagen Golf GTD. Este tipo de cosas son las que conllevan las sinergias entre marcas dentro de un mismo grupo automovilístico, en este caso Volkswagen. A buen seguro que los ingenieros de Skoda están felices por ello. Ambos motores se pueden combinar con una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática de doble embrague (DSG) de seis marchas.

La variante de gasolina de 220 CV del Octavia RS, disponible acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y llega a una velocidad punta de 248 km/h. La versión diésel de 184 CV es algo más lenta, algo lógico teniendo en cuenta que da 36 CV menos. Así, llega a 100 km/h saliendo desde parado en 8,1 segundos y alcanza 232 km/h de velocidad máxima.

El bastidor del Octavia ha sido adaptado para mejorar el comportamiento y aportar mayores sensaciones deportivas al conductor, de forma que el Octavia RS tiene suspensión deportiva y una menor distancia libre al suelo (12 milímetros). Esto mejora su aerodinámica e incrementa su tacto deportivo. Incluye además el bloqueo de diferencial electrónico (XDS), una función del control de estabilidad para que el paso por curva sea más efectivo.

Imagen agresiva

Estéticamente, el Skoda Octavia RS se distingue del resto de la gama por tener una imagen más agresiva, con unos paragolpes de mayores dimensiones, unas luces diurnas más afiladas, doble salida de escape, alerón en la tapa del maletero y unas llantas de aleación de 17 pulgadas de diseño específico. También pueden montar unas de 18 o 19 pulgadas, estas últimas de la línea de accesorios Skoda Xtrem.

En el interior hay algunos detalles distintivos, como asientos deportivos, pedales metálicos o tapizado de piel específico para el volante y el pomo del cambio. Todo ello hace del Octavia RS un conjunto que ofrece la comodidad de una berlina o un familiar combinada con las sensaciones de un deportivo, dos buenos argumentos para triunfar.