Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Mujer y Deporte

Mireya Arnedillo, una mente maravillosa

La joven atleta aragonesa se confirmó, batiendo un récord de otra época, como una de las grandes promesas del atletismo español. «Todos me preguntan si llego a París 2024, pero quiero disfrutar primero del camino», asegura

Mireya Arnedillo posa para este diario en el Parque Grande de Zaragoza ANDREEA VORNICU

Estudia psicología para, como ella misma reconoce, entender mejor lo que puede pasarle en la cabeza en cada momento. A sus 19 años, Mireya Arnedillo, una de las mayores promesas del atletismo nacional, habla como una veterana. Sorprende el alto grado de madurez de la joven atleta zaragozana, que hace tan solo unos meses, el pasado mayo, batió el récord más longevo del atletismo español, el del 1.500 sub-20 que poseía otra aragonesa, Carmen Valero, desde hace 48 años. Con sus 4.11.06 logró el hito más alto, por el momento, de una carrera que no ha hecho nada más que comenzar.

Mireya destaca en el atletismo, pero, por sus condiciones, lo podría haber hecho en cualquier otra disciplina, más en una familia en la que el deporte ha estado muy presente. «Empecé primero con la natación y luego me pasé a la gimnasia rítmica, pero me acabé cansando», rememora la zaragozana. Un día fue a ver a competir a su hermana Lorena, tres años mayor, que practicaba atletismo. A Arnedillo le gustó lo que vio y su actual entrenador, Jesús Romero, le animó a probarlo. Desde ese día ya no lo ha dejado de hacer. 

La Agrupación Deportiva Pirineos y su colegio, el Sagrado Corazón de Jesús, le vieron dar sus primeros pasos en ese mundo. «Todo comenzó como un juego. Hacía de todo, velocidad, saltos, lanzamientos... Me lo pasaba muy bien», recuerda la aragonesa. «¡Y me lo sigo pasando!», subraya rápidamente, queriendo dar a entender que para ella el atletismo no es una obligación, sino todo lo contrario, su pasión.

El deporte ya me ha dado mucho. Valores, experiencias, organización... aunque me quedo con las personas

decoration

El tiempo le llevó a especializarse en el fondo y medio fondo y pronto los resultados comenzaron a llegar. Mireya recuerda con especial cariño cuando logró proclamarse campeona de España cadete de cross. «Tengo grabado cada paso de esa carrera. El cross es una disciplina en la que no hay marcas que te orienten de cómo estás tú o tus rivales y fue algo muy sorprendente y bonito», rememora risueña.

Mireya Arnedillo ANDREEA VORNICU

Pero a lo largo de su todavía corta trayectoria, Mireya Arnedillo también ha tenido momentos malos, y es ahí donde la aragonesa saca su otra faceta a relucir, la de una psicóloga en ciernes. «Hay muchas veces que te entran las dudas. La gente solo ve el resultado, pero cada carrera y cada competición tiene su historia detrás», analiza la atleta. «Hay un trasfondo que no se ve», añade. La zaragozana eligió la psicología tras la cuarentena de 2020. «Me di cuenta de lo importante que es el aspecto psicológico en el mundo del deporte. Ya puedes estar muy bien físicamente que, si la cabeza no responde, el cuerpo tampoco lo va hacer», subraya tajante.

Por ello, cuando han venido mal dadas, Mireya se ha sabido levantar. «He aprendido que, cuando el resultado no sale, hay que saber relativizar. Si lo has dado todo, el trabajo no se pierde, siempre sale a la luz», asegura. Quizá por eso, tras la pandemia, la zaragozana ha explotado definitivamente. Medalla de plata por equipos en el Europeo de cross con España, el récord de Carmen Valero y el bronce en el 1.500 del Europeo sub-20 celebrado en 2021 son algunos de sus últimos logros, que ya piensa en ampliar en la temporada que comienza. 

Por muy bien físicamente que estés, si la cabeza no responde, el cuerpo tampoco

decoration

Para este año su principales retos son un nuevo Europeo de cross, el Campeonato de España de pista cubierta sub-23 y absoluto y el Europeo sub-23 al aire libre. Y a lo lejos, los Juegos Olímpicos. «Todo el mundo me pregunta si llego a París 2024», confiesa la atleta. «No quiero adelantar edades ni procesos. Si llegan los Juegos sería el colofón, pero quiero pensar si no que habrá más oportunidades», señala.

Pero si no lo consiguiera nunca, Mireya seguiría igual de contenta, porque se centra en disfrutar del camino. «El deporte me ha dado ya mucho. Muchos valores, experiencias, saber cómo organizarme...», analiza la atleta. Pero, sin duda, la aragonesa tiene claro con lo que se queda. «Las personas. Lo mejor que me ha dado es la gente que he conocido, espero seguir conociendo y la que me rodea. Las experiencias acompañada se disfrutan el doble», asegura.

Por eso, y por sus dos facetas, Arnedillo está convencida de que en el futuro seguirá ligada al atletismo: «Quiero especializarme en psicología deportiva. Poder ayudar a otros compañeros compartiendo las propias experiencias que he vivido para que puedan dar lo mejor de ellos sería lo máximo para mí».

Compartir el artículo

stats