Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

MUJER Y DEPORTE

A por el gran salto

Ariadna Termis cumple este año su cuarta y última temporada en el Segle XXI de Barcelona antes de embarcarse en la NCAA de la mano de la Universidad de Georgia. Se formó en el Stadium Casablanca y es internacional en categorías inferiores

Ariadna Termis, con la selección española. FIBA

Como casi todas las niñas, Ariadna Termis comenzó a jugar en su colegio, El Pilar Maristas, con seis años. Su trabajo, los resultados, el talento, la llevaron pronto al Stadium Casablanca, donde formó parte del equipo que disputó la primera Minicopa, a la selección aragonesa, a la española y a formar parte, desde 2019, del Segle XXI, un club que integra deporte y estudios en Barcelona. En una edad en la que muchas chicas deciden dejar el deporte y centrarse en los estudios, la zaragozana está preparando su gran salto: disputar la NCAA la próxima temporada en la Universidad de Georgia Tech, donde estudiará ingeniería biomédica.

«Siempre hay que seguir el día a día porque hay jugadoras que lo dejan con el tiempo. Hay días que ves que no puedes más, que es muy repetitivo todo, pero hay que seguir día a día ante las dificultades. Eso es lo que te da un punto extra y pensar, esto me gusta de verdad y quiero seguir», explica la jugadora. Cuando le llamó el Segle XXI lo tuvo claro. «Estuve jugando con Claudia Langarita, que también pasó por aquí, y me fijé un poco en ella. Y un día llamaron por teléfono. No sé si fue sorpresa pero tampoco lo dudé mucho viendo lo bien que le iba a ella. Era una gran ayuda», asegura.

«Tenemos residencia, pabellón e instituto público. Por las mañanas entrenamos, vamos al instituto, comemos, vuelta a la residencia, entrenamos por la tarde. Pero está todo ajustado. En el instituto saben que tienes unas horas de entrenamiento y son muy flexibles con los exámenes y demás», indica Ariadna. Un modelo más cercano al americano que a lo que se estila en España.

Por eso el siguiente paso es Estados Unidos. «Miras un poco todo, porque hay muchísimas universidades. En mi caso tengo españolas como Inés Noguero que ya jugó aquí y me incliné hacia ellos porque vi que me iban a ayudar bastante porque trabajan mucho con los pívots y eso me iba a beneficiar en el futuro. Y porque académicamente vi que estaban muy especializados en la ingeniería y la biomedicina y me decidí por ellos».

Estas Navidades ya ha estado en la visita oficial a la Universidad de Georgia. «Es todo a lo grande. Hay muchas oportunidades. Y conocer algo nuevo no está de más», asegura. Además de mejorar su juego, quiere crecer mentalmente. «Ahora tengo un objetivo que es crecer personalmente no solo en pista sino mentalmente porque creo que es una parte fundamental. Si no cuidamos de nosotros mismos luego no puedes rendir en pista».

«Siempre he sido muy de jugadoras de WNBA. Elena Delle Donne es más o menos de mi estatura y juega bien en todas las posiciones, siempre me he fijado en jugadoras polivalentes. Y Breanna Stewart también me gusta mucho», señala. Y es que la zaragozana es pívot pero le gusta «leer mucho el juego, comunicarme, cantar jugadas» así como «los tiros de media distancia», aunque todavía le cuesta definir su juego. Un juego que le ha llevado a todas las selecciones nacionales, incluso a dos a la vez como el pasado verano, cuando se colgó las medallas de plata en el Mundial U17 y el Europeo U18. Éxitos que demuestran que Ariadna va por el buen camino y que hacen más llevadera la distancia con la familia.

Compartir el artículo

stats