+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MODIFICACIONES EN EL TRÁFICO DE LA COMARCA

1.300 camiones diarios

Las carreteras que rodean Épila tendrán que adaptarse a la instalación

 

D. CH.
06/08/2017

La puesta en marcha de un complejo como el que Guissona ha anunciado para Épila provocará un cambio total en gran parte de las infraestructuras de la zona. Uno de los que más preocupan al equipo de coordinación puesto en marcha por la DGA para gestionar los trámites tiene que ver con el ordenamiento del tráfico. Las previsiones dicen que en diez años la circulación se triplicará.

Las carreteras más afectadas serán la A-2, la A-1305 y la A-122. El departamento de Vertebración calcula que cuando el complejo productivo esté en funcionamiento recibirá unos 2.000 trabajadores hasta el 2025 y más de 4.000 cuando alcance su máxima ocupación. Esto se traduce, considerando el uso de un vehículo por cada 1,5 trabajadores y dos desplazamiento diarios, un volumen de 5.333 vehículos cada jornada laboral.

En cuanto al tráfico pesado se considera que habrá más de 800 camiones de entrada y otros 500 de salida, algo que podría multiplicarse hasta los 2.000 camiones en el año 2030. En cifras generales se pasará de los 4.190 vehículos diarios de la actualidad a unos 13.436 en tan solo una década.

Para gestionar todo este volumen, la Subdirección Provincial de Carreteras del Gobierno de Aragón ha adjudicado recientemente un contrato de servicios denominado Estudio de tráfico y capacidad de las vías de la A-1305, entre su origen en el enlace de la A-2 y el punto kilométrico 3, con motivo de la implantación de una planta de industrias cárnicas. El adjudicatario del mismo deberá calcular la intensidad media diaria de la zona, así como la capacidad y nivel de servicio actuales en diferentes secciones de la carretera.

El plazo de ejecución de estos trabajos es de dos meses por un importe de 13.821 euros. Las afecciones de tráfico también se producirán en el actual polígono de El Sabinar y posiblemente en los accesos a la localidad de Épila.

La planta de Guissona planea instalar varias zonas de aparcamiento, tanto para camiones como para coches. Las previsiones iniciales calculan 250 plazas para camiones de 18 metros y otras 650 para vehículos de ocho metros. En la parcela que el Ejecutivo autonómico se reserva para usos auxiliares también se habilitarán plazas para los coches vinculados a la planta.

Buscar tiempo en otra localidad

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.