+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVAS FORMAS DE DELINCUENCIA

23 detenidos por extorsionar a usuarios de webs de citas sexuales

Amenazaban con contarlo a sus mujeres si no pagaban 600 €

 

EL PERIÓDICO
12/05/2019

La Policía Nacional ha detenido a los 23 integrantes de una organización criminal dedicada a extorsionar a usuarios de páginas de contactos en una operación desarrollada en Teruel y Valencia, pero con afectados en 24 provincias, entre ellas Zaragoza y Huesca. Cuatro de los sospechosos han ingresado en prisión.

Las víctimas recibían amenazas si no abonaban grandes cantidades de dinero, pagos que finalmente hacían por el temor y la vergüenza de que se hiciera público que usaban páginas de citas, con frases como «si no quieres que tu mujer ni nadie se entere: 600 euros».

La operación ha permitido desmantelar esa red, que llegó a obtener más de 100.000 euros mediante estas extorsiones, y esclarecer 80 denuncias de afectados.

En las primeras denuncias que se presentaron, en febrero del 2018, los usuarios indicaron que habían contactado con unas jóvenes a través de determinados anuncios publicados en páginas web de contactos, y fueron engañados para continuar las conversaciones por otro teléfono y concertar las citas.

Posteriormente, la víctima comenzaba a recibir llamadas telefónicas o mensajes en los que le exigían dinero por el tiempo que había estado hablando con la chica a través de ese teléfono y si se producía un encuentro le exigían un nuevo pago o sobrecoste por los servicios realizados.

Para intimidar a sus víctimas, los sospechosos amenazaban con acudir a verlas en persona y con poner en conocimiento de sus familiares el hecho de que entraban en páginas web para contratar diversos servicios sexuales, y en algunas ocasiones incluso con lesionarles a ellos o a sus familias.

En los perfiles de Whatsapp utilizaban imágenes de personas de complexión fuerte y para dificultar su identificación usaban tarjetas de teléfono dadas de alta con identidades falsas.