+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SUCESOS EN TERUEL

Abatido un joven en Andorra después de agredir con un cuchillo a un guardia civil

Durante dos horas, los agentes trataron de tranquilizar al fallecido, de 30 años.

 

Abatido un joven en Andorra después de agredir con un cuchillo a un guardia civil -

L. M. G.
11/01/2021

Un vecino de Andorra fue abatido este lunes por un agente de la Guardia Civil al que previamente atacó, aunque no consiguió herirle. El fallecido, Joel G. B. y de 30 años, sufrió, al parecer, un brote de esquizofrenia previo.

El suceso se inició antes de las 17.00 horas cuando, según fuentes consultadas por este diario, el joven despertó a su padre de la siesta con un destornillador en el cuello. Ahí comenzó una discusión con el resto de miembros de la familia que trataron de tranquilizarlo, pero su agresividad fue a más hasta el punto de llegar a coger un cuchillo de grandes dimensiones. Con él amenazó a todos los miembros.

Ante ello, la madre de Joel G. B. decidió pedir ayuda y llamó al 112 SOS Aragón, que inmediatamente lo comunicó a los sanitarios del centro de salud de la localidad turolense y al puesto de la Guardia Civil situado en el municipio, que se desplazaron hasta la vivienda familiar, situada en la calle Fuente Baja, en el casco urbano de la localidad.

Estuvieron unas dos horas intentando calmar al joven, que se encontraba en una actitud muy agresiva, según fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. En un momento dado, con un cuchillo en una mano y el destornillador en otra, el joven se lanzó hacia los agentes. Dos lo esquivaron, un tercero lo repelió con un escudo de plástico empleado por los antidisturbios y se le tiró encima del cuarto a quien llegó a hacer varios cortes en la chaqueta. Ante ello, este agente reaccionó con su arma reglamentaria.

Los sanitarios intentaron reanimar al joven durante alrededor de una hora pero finalmente no pudieron hacer nada por salvar su vida. Uno de sus hermanos resultó también herido y tuvo que ser trasladado al hospital de Alcañiz. Una de las balas le rozó la rodilla y se le quedó de forma superficial en la pierna. Antes de ser trasladado a dicho centro sanitario fue asistido por los facultativos del ambulatorio, si bien consideraron que era necesario realizar una serie de pruebas para descartar lesiones más graves.

Paralelamente, hasta el lugar se trasladó una comisión judicial para el levantamiento del cadáver y para recabar todas las pruebas necesarias de cara a la posterior investigación que se llevará a cabo en el juzgado de Alcañiz. El agente que abatió a Joel G. B., se mostró muy afectado tras los hechos, según las fuentes consultadas.

Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel destacaron que el chaleco «salvó la vida» al miembro del instituto armado.

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, se desplazó hasta el lugar de los hechos para interesarse tanto por la familia del fallecido como por el agente. «Estamos muy conmocionados, es una historia muy triste», señaló el regidor andorrano, quien declinó hacer valoraciones ni entrar en detalles «porque una investigación judicial será la que dictamine lo ocurrido. Es todavía pronto». Joel G. B. habría protagonizado otros incidentes previos, si bien nunca con la agresividad de lo ocurrido hasta ayer en la vivienda familiar.

Cuarto incidente violento en tres años

La localidad turolense de Andorra lleva ya, con el de ayer, cuatro episodios violentos vividos en el escaso margen de tres años que han sobresaltado y conmocionado a sus habitantes. Con evidentes diferencias entre ellos, quizá el más conocido sea el del asesinato de dos guardias civiles, Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero, y un vecino del municipio, el ganadero José Luis Iranzo, a manos de un exmilitar serbio, Norbert Feher, más conocido como Igor el Ruso.

Sucedió en diciembre del 2017 y solo tres años después, en junio del 2020, la Guardia Civil conseguía detener también en esta localidad a Pedro Lozano Jiménez, más conocido como el Rambo de Requena, mientras huía de los agentes tras disparar y herir a uno de ellos en otro pueblo cercano, Muniesa. El tercer episodio que sobresaltó a todos los vecinos ocurría en agosto del 2019, cuando un hombre mataba con un cuchillo a su propio hijo cuando este intentaba defender a su madre de una agresión machista. Él, a continuación, se suicidó tirándose desde el balcón.

 

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
2 Comentarios
02

Por vulcano 19:47 - 12.01.2021

Las Arma de electrochoque (Taser), hace mucho tiempo, que deberían de haber dotado a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, pero parece ser que el Ministro Marlaska, prefiere que ese dinero se desvíe para otro sitio, por ejemplo comprar vehículos nuevos a los Marroquíes, de esa manera, evitar que vengan pateras. Nunca se conoció un gobierno más miserable y traidor, que el que tenemos, un presidente cautivo de los comunistas, separatistas y Etarras, y todo por tener las llaves de La Moncloa, y del avión, Sánchez, eres lo peor que nos ha pasado a los españoles desde la invasión árabe, ya lo pagarás.

01

Por SalvoMontalvano 19:11 - 12.01.2021

No podía haber tenido este suceso un final menos trágico. Un joven sufre un episodio esquizofrénico violento y resulta muerto por la guardia civil,sin duda podrían haberlo sometido sin necesidad de pegarle un tiro. Mi más sinceras condolencias a la familia del fallecido.