+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SE ENFRENTABA A NUEVE AÑOS DE PRISIÓN

Acepta una condena de dos años por abusos sexuales a dos menores

El acusado logra demostrar que no retuvo a sus víctimas

 

El acusado, ayer, en el pasillo de la Audiencia Provincial de Zaragoza. - CHUS MARCHADOR

F. V.
16/01/2019

Un inmigrante de Guinea, Thiermo A. D., reconoció ayer ante la Sección VI de la Audiencia Provincial de Zaragoza que abusó sexualmente de dos menores de edad, lo que le supuso una condena de conformidad de dos años de cárcel.

Los hechos se remontan al mes de julio del 2017 y ocurrieron en un piso de la capital aragonesa. El fiscal mantenía inicialmente que el imputado había incurrido asimismo en un delito de detención ilegal, por lo que pedía una pena de nueve años de prisión.

Sin embargo, en el encausado aportó un testigo clave que manifestó que el acusado en ni ningún momento había tratado de retener o encerrar en el piso a las denunciantes. Esta persona manifestó que se marchó de la vivienda e, inadvertidamente, se llevó las llaves, con las que cerró la puerta por fuera, según explicó el abogado defensor, Carlos Ibáñez Fandos.

Esa circunstancia pudo hacer pensar, equivocadamente, que el imputado había bloqueado cualquier posibilidad de escape de las jóvenes. «A mi defendido se le aplica la suspensión condicional de la condena, por lo que no irá a la cárcel», subrayó el letrado tras llegar a un acuerdo con el tribunal juzgador. Además, el pacto al que llegó con la sala supone que el acusado deberá abonar, en concepto de responsabilidad civil, una indemnización de 600 euros. Esta suma deberá ir a las dos denunciantes.

DISCREPANCIA

Las negociaciones hasta llegar al acuerdo que evitó la celebración de la vista oral duraron una hora y en las mismas se consultó a varios testigos, entre ellos una educadora relacionada con las denunciantes y un compañero del acusado.

El abogado defensor indicó a los medios que discrepaba de la versión de los hechos que mantenía el fiscal, en el sentido de que estos no se ajustaban al relato efectuado por las menores y de que no había habido tales abusos. Pero, no obstante, consideró que debía optar por un acuerdo que rebajó de nueve a dos años el total de la pena finalmente impuesta. «Con nueve años, habría tenido que ir a la cárcel», consideró el letrado. «De esta forma, hemos evitado tanto el ingreso en prisión como la condena por otro delito además del de abusos», señaló.