+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TERUEL // INICIATIVA DE UNA EMPRESA ESPAÑOLA

El aeropuerto tendrá un banco de pruebas para cohetes

La instalación, de elevado nivel tecnológico, es pionera en Europa

 

EL PERIÓDICO
13/01/2018

La empresa española PLD Space, ubicada en el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, construirá en el aeropuerto de Teruel un nuevo banco de ensayos para la realización de pruebas con cohetes completos, pionero en Europa, según un comunicado de la institución académica.

La empresa pasará a disponer de un total de 13.000 metros cuadrados de superficie en el aeropuerto de Teruel, cinco veces más de los que tiene en la actualidad, detalla la nota.

En esas instalaciones ya cuenta con un banco de ensayos para motores cohete de combustible líquido, el primero de este tipo en Europa, y según el cofundador de la empresa, Raúl Verdú, esta ampliación ya estaba prevista en el plan de desarrollo de PLD Space desde su implantación en el citado aeropuerto en el 2014.

La fase experimental que se realizará en este nuevo banco de ensayos con el prototipo del cohete tendrá lugar en estático, mientras se realizan las pruebas de control que permitirán medir el correcto funcionamiento del cohete completo.

Por su parte, el otro cofundador de PLD Space, Raúl Torres, señaló que este nuevo banco de ensayos estará operativo a finales del 2018. Según sus previsiones, el lanzamiento del primer cohete Arion 1 se realizará en marzo del 2019 desde la base de El Arenosillo (Huelva).

Recientemente, PLD Space ha recibido cerca de dos millones de euros de la Comisión Europea para poder continuar con su proyecto denominado Arion y que tiene como reto desarrollar lanzadores espaciales reutilizables.

PLD Space es una compañía tecnológica del sector espacial cuya actividad está centrada en el desarrollo de cohetes reutilizables de combustible líquido.

El primero que diseñará esta firma, Arion 1, se usará para el lanzamiento comercial de cargas de pago suborbitales para la investigación científica y el desarrollo tecnológico en condiciones de microgravedad.

EVOLUCIÓN

La evolución de este cohete dará paso al Arion 2, que se usará para el lanzamiento a órbita baja de pequeños satélites que girarán alrededor de la Tierra, un mercado que se prevé que crezca hasta los ocho billones de dólares en el 2020.

El Arion 1 estará formado por una única etapa, que incluirá el hardware y software necesario para su posterior recuperación. Esta estructura incorporará paracaídas y otras tecnologías de aero-frenado que podrían ser directamente exportables al Arion 2, que situará satélites de hasta 150 kilos en órbita terrestre.

Esta instalación supone un paso adelante en la configuración del aeropuerto turolense como terminal de primer nivel.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.