+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Fin de la temporada invernal

Aramón cierra la temporada con más de un millón de esquiadores

Las nevadas de enero salvaron una campaña con pocas precipitaciones. Las estaciones de Candanchú y Astún también arrojan un balance positivo

 

El número de la piscina hizo las delicias de los aficionados que esquiaron el pasado fin de semana en Formigal. - ARAMÓN

En Cerler, los más valientes se quedaron en bañador y se lanzaron a esquiar en el último día de la temporada. - ARAMÓN

EL PERIÓDICO
22/04/2019

El grupo Aramón cerró ayer una temporada con «escasas» precipitaciones en la que, a pesar de un arranque «difícil», superó por sexto año consecutivo el millón de esquiadores debido a las nevadas de finales de enero. Un balance igualmente positivo arrojaron los centros de Astún y Candanchú, en el valle del Aragón, que también se vio afectado por la escasez de precipitaciones del elemento blanco.

Aramón despidió ayer una campaña que deja, según indicaron fuentes del grupo, un sabor «agridulce» debido a los periodos duros del inicio tardío en Formigal-Panticosa y Teruel, y a la buena afluencia de esquiadores en febrero y marzo que contribuyeron a alcanzar esa cifra.

Aramón destacó ayer que, pese al tiempo seco en extremo, los aficionados han demostrado que el esquí y el ocio son «muy atractivos». De hecho, apuntaron que cuando las condiciones han sido las adecuadas, miles de visitantes han elegido estos destinos del valle de Tena, Benasque y de Teruel, tanto que febrero y marzo han presentado «los mejores registros históricos».

Eso sí, recordaron que el arranque de temporada fue «difícil», ya que excepto Cerler, que abrió el 30 de noviembre, Formigal y Valdelinares no estrenaron las pistas hasta el 26 de diciembre.

La segunda etapa arrancó con una gran nevada a finales de enero seguida de un anticiclón que duró hasta final de marzo, unas semanas en las que se registraron datos «muy buenos» que consolidan la dinámica de aumento de afluencia observada en el último trienio.

RÉCORD HISTÓRICO

En este ciclo, en el que se incluyen los meses de febrero y marzo, Aramón ha batido «todos sus registros históricos» a pesar de que la Semana Santa ha caído en abril.

Por otro lado, el grupo resaltó su apuesta por un modelo de negocio diversificado donde, alrededor de la actividad puramente deportiva, oferta experiencias dirigidas a todos los públicos, desde actividades después del esquí; cenas a 2.000 metros de altitud en una cabaña y el descenso con antiguos trineos, entre otras.

Aramón, además, sigue afianzándose en el mercado como «un referente digital» con su aplicación, que cuenta con más de 100.000 usuarios.

Con todo, en el caso de Huesca, no ha sido una temporada uniforme para toda la cordillera, dado que en el valle de Benasque no ha habido problemas de nieve en ningún momento, lo que llevó a muy buenos índices de ocupación ya en el arranque de la temporada, en Navidad y durante los meses de febrero y marzo.

Destaca asimismo el hecho, en el caso de Aramón, de que las estaciones se han visto hasta cierto punto a salvo de la falta de nieve por las grandes inversiones realizadas este ultimo cuatrienio en infraestructuras para la innivación artificial.

Esto ha requerido unas inversiones que totalizan 23 millones si se les suman las efectuadas en instalaciones y otras actuaciones para la mejora de las pistas y de los servicios que estas ofrecen, al margen de las actividades de animación llevadas a cabo en todas las estaciones.