+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOVILIDAD EN ZARAGOZA

El Arrabal ofrece desviar el bus 36 y ejecutar la ‘cota cero’ en Echegaray

Los vecinos proponen derivar la línea hacia el puente de Santiago e ir por Predicadores. La propuesta se está estudiando en el ayuntamiento pero se haría tras los comicios

 

Un autobús de la línea 36 haciendo el giro a la derecha tras cruzar el Ebro que ha desaconsejado la plataforma única que reclama el Arrabal. - NURIA SOLER

D. L. G.
24/04/2019

La llamada cota cero, el proyecto de elevación de la calzada hasta igualar a la rasante de la acera que se dio a conocer en Zaragoza con la céntrica calle Don Jaime I, ha pasado de ser objeto de la más agria polémica a ser un objetivo irrenunciable para algunos barrios para los que también se ha planteado. Es el caso de los que residen en la margen izquierda del Ebro, que están dispuestos a sacar del puente de Piedra la línea 36 de autobús con tal de que el ayuntamiento no renuncie a esa plataforma peatonal en el paseo Echegaray y Caballero, que conectaría con el paso sobre el río.

El presidente de la Asociación de Vecinos del Arrabal, Rafael Tejedor, aseguró en declaraciones a este diario que se le ha trasladado al responsable de Urbanismo y Movilidad municipal, Pablo Muñoz, una propuesta que consistiría en «desviar el 36 hacia el puente de Santiago», ya que se entiende que «es el único que, con el giro a la derecha en Echegaray, entraña cierto riesgo para la seguridad de los peatones».

La idea «ahora se está estudiando en Movilidad pero no tenemos respuesta todavía» y pasaría por evitar que cruce el puente de Piedra y llevar la línea «por el puente de Santiago». Allí el problema es que, al cruzar el Ebro, tampoco puede hacer un giro a la derecha, también por seguridad. La línea del tranvía y un carril bici desaconsejan autorizarlo, así que su planteamiento pasa por «permitir que el 36 siga recto hacia las Murallas romanas y hacer el giro hacia Predicadores, como ahora hacen los vehículos autorizados». Una vez en esta calle de San Pablo, «regresaría a Echegaray por la calle Ramón Celma», a recuperar su recorrido actual hacia la plaza Europa, en dirección a Valdefierro.

El paso por el puente de Santiago, no obstante, ya es su itinerario habitual en el sentido opuesto, cuando se dirige hacia el Picarral, en un carril que permite el giro a la izquierda desde Echegaray que no ha dado problemas hasta el momento. Sus tiempos de recorrido, apuntó Tejedor, «apenas se verían alterados» y la demanda potencial de esta ruta no se vería afectada «ya que la primera parada que tiene al girar desde el puente de Piedra está situada junto al de Santiago».

Todo está a la espera de la respuesta de los técnicos, que ya pusieron reparos al diseño inicial de la cota cero en Echegaray y puente de Piedra precisamente por ese giro a la derecha del 36 que ahora se plantea eliminar. Hay proyecto, hay demanda vecinal y, además, estaba llamado a culminar la obra iniciada en Don Jaime I. De hecho, esta plataforma única en la trasera de la Lonja era la cuarta fase, tras San Braulio y Espoz y Mina, ya finalizadas.