+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

polémica por la renovación simultánea de las calzadas en varias calles

El asfaltado en el centro reduce un 40% la zona naranja de residentes

El sector afectado tiene 440 inscritos, solo 262 plazas y ha perdido más de cien. Los vecinos critican la falta de alternativas, las multas, las formas y el momento elegido

 

Las labores de asfatado proseguían en Dato. - EL PERIÓDICO

La calle Cánovas, ayer, con 80 plazas inhabilitadas. - EL PERIÓDICO

D. L. G.SClB
08/11/2018

Los vecinos del entorno de la calle Cortes de Aragón están muy molestos con la minioperación asfalto que el Ayuntamiento de Zaragoza se ha sacado de la manga en esta época del año y que les ha dejado sin más del 40% de las plazas de la zona naranja que se dedican exclusivamente a los residentes del sector 8. Una zona que ya de por sí está saturada por la fuerte demanda que hay, ya que cuenta con 440 personas inscritas para hacer uso de ellas y solo 262 plazas. Ahora se disputan cada noche casi la mitad de ellas. El que lo consigue, porque el resto se ve obligado a desplazarse «a la zona de La Romareda o del campus de San Francisco» porque, aseguran, les han dejado «sin alternativas» para el estacionamiento en una zona de Zaragoza donde, al ser céntrica, ya es muy complicado dejar el coche.

«Seguro que no harán unas obras como estas en la plaza Paraíso en plenas Navidades», denunciaron ayer residentes afectados por las obras iniciadas el pasado martes de forma simultánea en las calles Cánovas, Pérez Galdós, Eduardo Dato y, desde ayer, en la arteria principal que es Cortes de Aragón. Estas dos últimas son de zona azul y han reducido en más de 100 la oferta en uno de los sectores más utilizados de Zaragoza, especialmente en días laborales. Casi las mismas plazas que han eliminado en la zona naranja, sobre todo en el deteriorado eje de Cánovas, donde se localiza el grueso de los afectados.

¿Y EL DINERO PAGADO? // «Lo peor es que están poniendo multas a vecinos que tenían abonado el tíquet semanal o mensual», explicaron los vecinos a este diario. Por los vehículos que, pese a que los carteles advirtiendo del inicio de las labores de asfaltado comenzarían el día 6 no se han enterado y al llegar las máquinas seguían estacionados. «Ya sabemos que es poco dinero pero, ¿quién nos devuelve el dinero por un servicio que no estamos pudiendo utilizar?». Son, concretamente, 2,5 euros los que se pagan por estacionar cinco días o 10 si son 20, pero lo cierto es que no todo el mundo se ha percatado de este inicio de las obras. Y cuando se han dirigido a la concesionaria de la zona naranja, Z+M, la respuesta ha sido que ellos no tienen orden de derivar a los usuarios a otras zonas próxima. Está prohibido aparcar en zonas próximas (la 7 del entorno de Lagasca o la 9 de Madre Sacramento) si no están empadronados allí.

Su única solución es buscar sitio varias manzanas más al norte, quedarse con el tíquet pagado y esperar a que terminen los trabajos. Presumiblemente el día 16. «Deberían haberlo hecho por fases y no empezar una calle sin terminar otra», lamentaron los vecinos afectados.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.

   
2 Comentarios
02

Por confi 11:55 - 08.11.2018

Que no se quejen tanto estos vecinos que disfrutan de una tarjeta de residente para estacionar sus vehículos en zona regulada por un precio simbólico (0,70 € día 2,50 € semana o 10 € mes ) porque durante unos pocos días tengan que aparcar un poco más lejos de sus viviendas. Cuando termine la operación asfalto tendrán las calles arregladas y bien señalizadas, además viven en el centro y disponen de muchas ventajas que no tienen la mayor parte de los barrios de la ciudad, que no disponen de tarjeta de residente por no haber zonas reguladas y algunas de sus calles ya querrían tener el asfaltado que van ha tener estos. Se quejan sin razón.

01

Por IZARILLA 10:53 - 08.11.2018

Pero no eran los comerciantes quienes se quejaban?