+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PESQUISAS INTERNAS EN LA ORGANIZACIÓN DE TUTELA DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Atades investiga una denuncia por mala praxis en su centro del Actur

Hablan de cambio y suspensión de tratamientos y robo de medicamentos. Los hechos fueron comunicados por trabajadores y han llegado a la Fiscalía

 

Las presuntas irregularidades se habrían producido en el centro Integra Aragón. - NURIA SOLER

F. M. H.
27/06/2019

La Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual, Atades, ha abierto una investigación interna sobre una denuncia, efectuada por trabajadores del centro, sobre posibles casos de mala praxis en la atención a las personas con discapacidad en el centro Integra Aragón que la asociación gestiona en el barrio zaragozano del Actur. Unos hechos que, paralelamente, fueron puestos ayer en conocimiento de la Fiscalía provincial de Zaragoza.

La información, según confirmó el gerente de Atades, Félix Arrizabalaga, fue trasladada vía correo electrónico el martes por la tarde y desde entonces los responsables del centro y de la asociación han iniciado una investigación interna para determinar si los hechos son ciertos y el alcance que tienen, ya que en la denuncia no se especifica ni la autoría de estos hechos, ni las víctimas de los mismos, ni desde cuándo se vendrían produciendo en el centro de la calle Clara Campoamor.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso este diario, los hechos podrían ser constitutivos de delitos de maltrato físico y psicológico continuado a las personas con discapacidad, así como negligencia y mala praxis por dejación de funciones.

Estos hechos, no detallados, incluirían la modificación de tratamientos farmacológicos y órdenes médicas psicológicas y psiquiátricas o suspensiones de tratamientos antibióticos y antiepilépticos. También se apunta al robo de medicamentos psicotrópicos del centro.

En la denuncia ante la Fiscalía se apunta además que hay pruebas gráficas de algunos de los hechos denunciados obtenidas mediante teléfono móvil.

Ante la gravedad de las acusaciones, los responsables de la asociación han puesto en marcha un procedimiento de investigación tras el que, de demostrarse algo de lo denunciado, adoptarían las medidas oportunas, expuso Arrizabalaga. Independientemente de las diligencias que pueda abrir la Fiscalía, de las que no tenían noticia ayer.

En el centro, indicaron otras fuentes de la asociación, trabajan unas 70 personas con la adecuada cualificación. Además de por su labor residencial y de asistencia, el centro destaca por albergar el proyecto de trabajo de jardinería Gardeniers, así como la Unidad de Atención a Víctimas con Discapacidad Intelectual (UAVDI).