+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Belloch: "Lo grave es que para gobernar el PP necesite a Vox y el PSOE a Podemos"

El exalcalde socialista de Zaragoza entre los años 2003 y 2015 recibe este martes la Medalla de Oro de la ciudad, un reconocimiento aprobado por unanimidad en el pleno municipal. En una entrevista concedida a EL PERIÓDICO, analiza numerosos aspectos de la actualidad municipal y nacional, desde su despacho de magistrado en la Sección primera de la Audiencia Provincial

 

El juez Juan Alberto Belloch, este lunes en su despacho de la Audiencia Provincial de Zaragoza. - ÁNGEL DE CASTRO

David López David López
27/01/2020

Juan Alberto Belloch, exalcalde de Zaragoza entre el 2003 y el 2015, recibe hoy la Medalla de Oro de la ciudad de la mano del actual, el conservador Jorge Azcón, y con el respaldo de la unanimidad del pleno. El exprimer edil socialista ejerce ahora como magistrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza y acaba de decidir que seguirá haciéndolo hasta los 72 años.

–¿Cómo recibe esta Medalla de oro de la ciudad?
–Cuando me lo dijo Azcón me quedé bastante sorprendido, sobre todo porque me dijo que iba a ser por unanimidad. No lo esperaba. Y también siento agradecimiento, porque es un honor que te hace la ciudad y lo hace gratis, yo no puedo hacer ya nada además de hacer bien mi oficio de juez. Es a cambio de nada

–O un agradecimiento por su labor de alcalde durante 12 años.
–Quiero pensar que tiene que ver bastante con que en esos 12 años, mi equipo y yo, (Fernando) Gimeno, Jerónimo (Blasco), Carlos García... todos los elementos clave de ese Gobierno estuvieron detrás de ese proyecto y se dejaron la piel. El único mérito que siempre me atribuyo es que selecciono muy bien al personal. Nombrar a personas que sepan más que tú en un campo concreto. Quien nombra tontos es que es un tonto. Y no solo de alcalde, cuando era ministro, mis secretarios de Estado han acabado siendo ministros. O mi jefe de gabinete, Fernando Escribano, que fue imprescindible en la Expo. También tuve la suerte de coincidir con Marcelino Iglesias, el único presidente de Aragón que no consideraba a Zaragoza como su enemigo. Gracias a que se juntó todo eso nos permitió hacer cómplices a todos los partidos.

–Hoy en día, cualquier decisión por unanimidad tiene más valor.
–Es demasiado raro, desgraciadamente. Yo soy de los antiguos en casi todo, pero sin consenso no hay nada que hacer y hay que recuperar eso. O las cosas no se harán. 

–¿Y en el ayuntamiento?
–No me gusta hablar de eso por ser mi pasado reciente. Los 'ex' somos literalmente insoportables. La obligación de un ex es no estorbar, no molestar, y cualquier cosa que diga lo hará. Trato de pasar desapercibido. Pero sí me atrevo a decir que solo desde la búsqueda de la unidad de acción es posible conseguir cosas.

–Le propone para la medalla un Gobierno PP-Cs que lleva meses deshaciendo proyectos impulsados bajo su mandato. Como la línea 2 del tranvía. ¿Le duele que se haya enterrado esa idea?
–Lo del tranvía sí, el resto no, pero porque se ha quedado a medias. Espero que en el futuro se arregle porque el sistema requiere de las dos líneas. Pero las empresas antes deben fiarse, que haya financiación, que el resto de administraciones se impliquen... Cuanto más conflicto haya en el ayuntamiento, peor para la ciudad. Las empresas serias lo que no quieren es que haya sobresaltos. Del resto, procuro ni enterarme.

–Va a recibir la medalla de manos del alcalde Jorge Azcón. ¿Cómo lo ve como alcalde? ¿Cree que hay alcalde para rato?
–Creo que es alcalde, que es la primera condición para hacer las cosas bien, y espero y deseo, por el bien de Zaragoza, que sea alcalde y no miembro de un partido. Cuando uno adquiere un determinado trabajo como este, no puede ser esclavo de las decisiones de un partido político, incluso aunque sea el que te ha apoyado y propuesto. Si mantiene esa independencia de criterio, y ser alcalde de todo el mundo o de los máximos posibles y reducir el número de adversarios, quizá. Siempre le he sugerido en privado que no tiene que demostrar todo el rato que sabe más que los demás. Siempre he sido partidario de parecer más tonto de lo que eres. Claro que es el que más sabe, porque lleva toda la vida ahí, es un hecho objetivo.

–Usted dependió de CHA e IU igual que él depende de Vox. ¿Se parecen en algo?
–Yo dependía de partidos políticos más razonables, lo tuve más fácil, pero intentaba todo el día tener amigos.

–¿Cómo ve el auge a todos los niveles de la extrema derecha y cómo sus movimientos condicionan la acción de un Gobierno? El veto parental, la violencia intrafamiliar...
–En la pregunta está la respuesta. Hay una serie de problemas como la inmigración, que es la que genera la creación de movimientos políticos y sociales peligrosos que, con esa excusa, se utiliza todo al servicio de una ideología claramente ultraderechista. Y más que una ideología de izquierda o derecha, que aparentemente no tiene mayor importancia, de lo que se trata es del mundo antiguo o del mundo actual. Se está produciendo un retroceso, y cuestionando cosas que ya dábamos por superadas en las asambleas de la facultad de 1967 cuando yo estaba en primer año de la carrera. Y se está volviendo a una velocidad impresionante a esas ideas, no está claro nada. Y lo malo es que la derecha, no solo en España, está intentando controlar ese crecimiento sobre la base de aceptar sus métodos, medios de actuación y temas ideológicos. Se está dejando arrastrar por la ultraderecha, olvidándose de que siempre es mejor el originar y de que eso es, precisamente, lo que conduce al retroceso, y al crecimiento progresivo de Vox. Ese es un drama que tiene su reflejo en todas partes y, por lo visto, también en Zaragoza.

–Otros podrían decirle que partidos como Bildu han facilitado un Gobierno de su partido a nivel nacional. ¿Cómo lo ha vivido desde fuera ese apoyo? Usted vivió una etapa durísima como ministro de Interior por el terrorismo.
–A mí me parece tan lamentable que el PP necesite de Vox como que el PSOE necesite de Bildu. Pero lo grave es que para poder gobernar uno necesite a Vox y el otro a Podemos, porque son un desastre los dos. Pero lo que es una verdadera desgracia es lo de Ciudadanos, que ha cometido el peor error político que yo he conocido en todos los años que me dediqué a eso, 20 seguidos. ¿Cómo es posible que no formaran un Gobierno de centro-izquierda con el PSOE cuando lo opinaba todo el mundo? Pues no, se enfrascó en su discurso de batir al PP y eso no funciona. A ellos se les votaba para que fueran capaces de conformar un gobierno sin acudir a partidos nacionalistas, que han sido el sostén de todos los grandes partidos en España. Y ahora estos se han desbandado porque nos hemos equivocado con tantas concesiones que no han servido para nada y ahora hablar de competencias casi les parece una grosería. Pero lo de Cs fracasó y su situación ahora es penosa y cada vez es más importante el peso específico que tiene o bien la ultraizquierda con el PSOE o la ultraderecha en el caso del PP.

–Entonces, ¿considera que se ha equivocado Pedro Sánchez en el camino que ha escogido?
–Yo desde luego no habría cogido ese. Soy de la vieja escuela y el enfoque que habríamos hecho los de mi generación habría sido muy distinto. De hecho apoyamos en lo posible la candidatura de Susana Díaz para que ganara y las cosas fueran de otro modo, y tras ella estábamos toda la vieja guardia. Pero bueno... se perdió.

–Pues Lambán se ha apoyado en Aragón en Podemos...
–Es curioso porque Lambán se apoya en casi todo, no es mal político. Ha salido mejor de lo que creíamos. Ha nombrado un buen Gobierno, salvo el cese de Gimeno, que es un error manifiesto, aunque todo el mundo tiene derecho a equivocarse en algo. Pero en general está demostrando mucha capacidad de diálogo y autonomía respecto a algunas posiciones de Pedro Sánchez, lo cual le gusta mucho a los votantes de izquierdas. Pero es que también ha pactado con la izquierda, con el PAR... Ha pactado con todo lo que se mueve y con el que no es porque no se ha dejado. Eso forma parte de la política clásica que no es menospreciable, y es que para tener libertad tienes que distribuirla, no quedártela tú.

–Esta dependencia de la que hablaba antes, ¿no es un fracaso del bipartidismo?
–Todo lo bueno y malo que está pasando es culpa nuestra, de mi generación que hicimos todo el proceso de transición. Pero igual que tenemos el mérito, tenemos la culpa de lo que haya salido mal. Y creo que el error es el enfoque general.

–¿Es buen momento de modificar la Constitución española?
–Si quieres hacer eso, es necesario ponerse de acuerdo con quienes son partidarioos de hacerlo. Y si el PP y el PSOE se empeñan en no colaborar en ningún tema, ni siquiera en los que son de Estado, hablar de ello es absurdo. Son la premisa básica de ese consenso. Se ha agotado la Constitución en muchos aspectos concretos, hay que avanzar en derechos sociales con el mismo rango de protección que los civiles, por ejemplo, y no se hace... Este es el cambio más importante de todos, junto a la desaparición de algunas instituciones que son inútiles y generan la impresión de que la Administración es una fábrica de puestos de trabajo ficticios. O las políticas de la inmigración o la reforma de las pensiones. Pero eso no se puede afrontar con la óptica de los dos últimos años, de agresión permanente y de a ver quién puede ser más maleducado.

–Sin embargo de lo que se habla ahora es de reformar el Código Penal. ¿Está de acuerdo?
–Mi pobre Código Penal... Durante mucho tiempo fui su padre y ahora parezco un tío lejano. Me lo han reformado 23 veces y, desgraciadamente, siempre en la misma dirección: agravar las penas o crear nuevos tipos delictivos. Y con una técnica jurídica malísima, que sufrimos los jueces en su aplicación diaria. La reforma puede ser lógica o no, pero lo que no es aceptable y es un error, es plantearlo en una situación concreta en la que beneficiaría de manera directa, si se pretende un tipo de sedición con penas más atenuadas, a los que te están apoyando políticamente para formar Gobierno. Eso es un error de libro. Es justo el momento en el que no puedes hacerlo. No cuando tenga una lectura de contraprestación directa para mantener la moción de censura primero y luego una investidura. Como también lo es nombrar fiscal general del Estado a Dolores Delgado.

–¿Se está respetando esa separación de poderes en la actualidad con toda la presión política?
–Estoy convencido que en el juicio del ‘procés’, que es quizá el más emblemático, la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha sido completamente independiente. Es más, sospecho que al Ejecutivo le habría gustado que fuera más benévola. 

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

   
15 Comentarios
15

Por Plusvalíaco 22:24 - 28.01.2020

Él y su amigo Gimeno sangraron la economía de muchas familias modestas a través de la gran subida del impuesto de plusvalía. Se aprovecharon de nosotros y de la muerte de nuestros familiares para financiar sus despilfarros... Pertenecen a ese tipo de personas que les gusta dejar plasmado su nombre en placas, creyéndose artífices y dioses de proyectos de equipo o de ciudad. Proyectos no siempre rentables ni bien gestionados, pero que adornan la ciudad y dan votos. Como las macetas o las luces de Navidad. El alcalde de una Expo que realmente revolucionó nuestra ciudad, pero basado en un modelo de progreso insostenible y prescindible y de cuestionable repercusión. Son falsos humildes que dicen ser de izquierdas, vacíos de concienciación social pero con la cartera llena. Y ahora llegan los "nuevos" y les dan más placas y medallas honoríficas en nombre de toda la ciudad, supongo que esperando tener ellos también una placa con su nombre algún día, rodeados del aplauso de listos e ignorantes.

14

Por BellaCiao 22:00 - 28.01.2020

Suscribo palabra por palabra y punto por punto lo dicho por @Robespierre One. Gracias por su muy acertada aportación. Lo que creo que es grave Sr. Belloch, es que se le vaya a dar la Medalla de Oro de la ciudad a alguien como usted, que con su nefasta gestión y estando su querido Fernando Gimeno a los mandos de las finanzas municipales, elevó los niveles de deuda de la ciudad hasta límites insostenibles. A alguien como usted que se entregó en cuerpo y alma a la cultura del despilfarro económico y del pelotazo, desentendiéndose de las mayorías sociales y favoreciendo únicamente a los de siempre y, que dejó como “gran legado” graves problemas que aún hoy colean (y lo que te rondaré morena) como el recinto Expo o el outlet de Pikolin (con su Consejero de Urbanismo, Pérez Anadón, a los mandos). Y es que usted tiene de socialista lo mismo que Santiago Abascal de moderado. Forma parte usted de esa carcunda tan extendida en el PsoE de los Felipe “Mr.X” González, Guerra, Ibarra, Corcuera, Leguina, Page, etc, etc, que tanto daño han hecho y tanto han contribuido con sus políticas “supuestamente progresistas” a que la derecha extrema y la extrema derecha estén hoy en auge. Son usted y otros muchos en el PsoE, defensores a ultranza del turnismo político y del “quítate tú que ahora me toca robar a mí”, capaces de pactar con el mismísimo diablo y sus acólitos antes que dar una mínima oportunidad a políticas que defiendan una redistribución de la riqueza, el bienestar y la justicia sociales y los servicios públicos, o que protejan a las clases más desfavorecidas. Y con ese “excelso” currículum, todavía tiene usted la desfachatez de equiparar a UP y a VOX? De vergüenza ajena.

13

Por Usuario 2000 19:54 - 28.01.2020

La razón de que haya política extrema son las décadas de una política de centro, o sea: centrada, que escudada en un supuesto "civismo" ha robado al país de todo lo poco que tenía. Otro tanto con respecto a los votantes. Todos aquellos que abogan y votan por partidos allegados al centro no hacen sino perpetuar el enquistamiento como si seguir cometiendo los mismos erores fuera la manera de cambiar algo.

12

Por Don Pantuflo 18:29 - 28.01.2020

Me parece muy bien la concesión de este preciado galardón al juez Belloch, es una de las pocas personas que desmienten que se pueda ser de izquierdas y muy de izquierdas, incluso socialista y ser al mismo tiempo una persona honrada y decente. Muy pocos cumplen este binomio pero él es uno de ellos, tal como lo es otro ilustre conciudadano también socialista nuestro querido exdirector general de la guardia civil el ilustrísimo señor Roldan. Dios los guie a ambos los dos.

11

Por Roger de Flor 15:50 - 28.01.2020

Él hubiera pactado con el Trifachito sin ninguna duda. Junto a Triviño los peores Alcades de Zaragoza. Y sigue sin vivir en la ciudad.

10

Por audilobo 13:26 - 28.01.2020

diré que este señor hizo a ZARAGOZA ciudad …... guste o no guste

09

Por audilobo 13:05 - 28.01.2020

Profundidad dialéctica de comentarios ......VIVA EL VINO!

08

Por Robespierre One 12:32 - 28.01.2020

Señor Belloch, todo es opinable. Desde mi punto de vista lo grave es que la parte del partido socialista que Vd. representa se ha escorado desde hace muchos años al centro de tal manera que hasta el difunto partido “Centro Democrático y Social” creado en un intento de resucitar a UCD ha quedado en la práctica, por comparación, a la izquierda suya, la de su amigo Felipe Gas Natural González, García Page, Guerra y otros fósiles que lastran el PSOE, perfectamente capaces de pactar con la derecha antes que esforzarse en llegar a acuerdos programáticos con la izquierda, mayormente porque ni Vd. ni los citados son izquierda a día de hoy, ni siquiera moderada. Comparar a Podemos con VOX lo dice todo de Vd. La imagen de Podemos actual en coalición con otro PSOE distinto en la práctica por ahora del que Vd. representa y ha representado ( espero que dure ese “otro” PSOE) está a años luz en responsabilidad, seriedad en los compromisos con las clases mas desfavorecidas y ninguna estridencia mediática, al contrario que los que Vd. pone al mismo nivel...que aparte de berrear arribaspañas cuando se juntan mas de cuatro, mentir e intentar desestabilizar por cualquier medio al Gobierno, con Pins a falta de !Pumm! porque no son tiempos para eso...no les alcanza para más, con programas económicos y sociales que no tienen que envidiar nada a Trump o Bolsonaro. Siga de Juez y espero que no se alinee “espiritualmente” con sus colegas del Supremo y Constitucional, que han resultado ser el gabinete jurídico del PP...para vergüenza del sistema judicial español, actuando de parte y haciendo ver lo contrario. Cuídese y no se meta en berenjenales que ya hay bastantes pisando lo sembrado para que Vd. se sume al pateo. Diga en casa que le interpreten al piano y en vivo a Chopin o Liszt y relájese con un buen trago mientras escucha. Lo que le apetezca pero no revuelva mas a lo somarda.

07

Por Raimon 11:59 - 28.01.2020

Lo realmente grave,Sr Belloch fué el CATASTRAZO del IBI que nos metiste, aparte del recibo por la depuración de vertidos, mas la creación interesada de la ECOCIUDAD que nos gira un recibo paralelo en cada recibo de agua y vertidos, y la brillante idea de Lamban y Olona que giran recibos por contaminacion de aguas, el ICA tambien por los vertidos a ciudadanos que no contaminamos, porque el Ayuntamiento con su depuradora los elimina, España pais de robos legales, sobre todo en politica.

06

Por Rafussiete 11:46 - 28.01.2020

No sé si Su Señoría se acuerda de la metedura de pata cuando fue ministro de Interior con Roldán y su jetya buscador al que le dio dinero de los fondos reservados y piso franco en París. Ah, no me acordaba Paesa era el espía. juas juas juas. Juez y con ínfulas de presidente del Gobierno, En la reserva (jubilado) y sin pertenecer al honroso Partido Socialista Obrero Español estaría mejor. Y, por último a mi no me parece bien la medalla de oro de la ciudad. ¿se acuerda Su Señoría de las juergas en el Club Naútico?