+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HOSPITAL MIGUEL SERVET

La biopsia líquida se aplicará en pacientes a principios del 2017

La técnica, sensible en el cáncer colorrectal, consiste en un simple análisis de sangre. Permite tratamientos adaptados a las características del tumor del paciente

 

El doctor Antonio Antón, a la izquierda, conversa con Ramiro Álvarez, antes de una charla. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
11/12/2016

La técnica de la biopsia líquida, que permite detectar mediante un análisis de sangre fragmentos de ADN tumoral en el paciente y arrojar resultados en dos o tres días, empezará a aplicarse con fines clínicos a principios del 2017 en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Se trata de un procedimiento altamente sensible en pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

El centro, que incluyó a su cartera de servicios esta técnica el pasado verano, ha estado hasta ahora realizando ensayos y pruebas para ver su efectividad. Tras los buenos resultados, empezará a aplicarse ya en personas que, en lugar de tener que ser hospitalizadas para que los médicos le hagan una biopsia de su tumor, le realizarán un análisis rutinario de sangre.

Se trata de un proceso menos invasivo y más rápido (alrededor de cuatro días frente a diez), pero que debe realizarse en laboratorios muy especializados y que dispongan de tecnología muy compleja para el aislamiento y el estudio molecular. La prestación, además de a todo paciente aragonés, también se extenderá a Navarra, La Rioja y otros lugares de España que lo requiera y cumpla los requisitos médicos que indiquen que se puede beneficiar de estas técnicas.

Más de 300 pacientes / El doctor Antonio Antón, jefe de servicio de Oncología Médica del Miguel Servet, indicó que esta prueba es «una herramienta clave» para identificar a los pacientes que necesitan recibir unas terapias enfocadas a las mutaciones genéticas del tumor.

«Se trata de un gran avance porque nos permite poder administrar el tratamiento a quien realmente lo necesita. Es lo que llamamos medicina de precisión, tratamientos adaptados a las características del tumor de cada paciente», dijo Antón. Por su parte, el doctor Ramiro Álvarez, jefe de servicio de Anatomía Patológica del hospital, estimó que aplicarán la biopsia líquida a entre 300 y 350 pacientes al año.

De momento, ya se han hecho los estudios pertinentes de concordancia que se requieren para dar los primeros pasos. En total, han sido 22 pacientes a los que la tradicional muestra en tejido da unos resultados compatibles con el estudio en sangre.

Antes de implantar esta técnica, los profesionales del área de oncología y anatomía patológica del Servet tuvieron que desarrollar un periodo formativo para afrontar la puesta en marcha de este nuevo servicio.