+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Calatayud

El Camino del Cid abre nuevas vías de desarrollo a la comarca

Los pueblos de la ruta piden que se haga más publicidaddel itinerario

 

El castillo de Monreal de Ariza es un hito del Camino del Cid. - Foto:EL PERIÓDICO

F. V. L.
03/09/2012

El Camino del Cid atraviesa el sur de la provincia de Zaragoza, entre Burgos y Valencia, siguiendo los pasos del célebre guerrero medieval y dando cierta vida, de paso, a los pueblos que lo jalonan. Esta ruta no goza de la misma popularidad que el Camino de Santiago, pero poco a poco se va convirtiendo en una vía que abre las expectativas de desarrollo turístico de las localidades que atraviesa.

"El Camino del Cid no está muy publicitado, hay que darle más impulso en los medios", señala Fernando Vicén, presidente de la comarca de Calatayud, por donde discurre la vía antes de adentrarse en Teruel.

Con todo,"por los puntos de sellado cada vez van pasando más caminantes, ciclistas e incluso gente que va a caballo", precisa Vicén. En su opinión, sería necesario abrir albergues y aumentar la señalización, "pues a veces los viajeros llegan un poco perdidos".

Alberto Luque, del Consorcio del Camino del Cid, con sede en Burgos, subraya que se trata de una ruta cultural y turística que está "en desarrollo". "El número de viajeros sube cada año entre un 10% y un 15% y tiene una gran presencia en internet y en las redes sociales", asegura.

En el año 2011 se sellaron 14.000 salvoconductos, "y eso que no todo el mundo solicita el documento". Luque sostiene que los albergues han de ser promovidos por la iniciativa privada, dado que uno de los objetivos del Camino del Cid es dinamizar los territorios por los que pasa. "No se pueden abrir albergues gratuitos en zonas donde el turismo rural es una de las escasas fuentes de riqueza", razona.

De hecho, en Granja de San Pedro, una pedanía de Monreal de Ariza, está ahora mismo en construcción uno de esos alojamientos, merced a la iniciativa de una fundación privada. "Desde hace dos años el Camino del Cid ha cobrado algo de auge", señala Ruth Carballada, concejala de Cultura de la localidad.

En la cercana Torrehermosa, Inés Larena, de la Asociación Cultural La Carrasca, reconoce que la ruta, que se ha vuelto a señalizar hace poco, ayuda a que se desvíen hasta el pueblo personas que, de otro modo, "pasarían de largo".