+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EDUCACIÓN VIAL

La campaña "Te puede pasar" busca concienciar a los jóvenes en seguridad vial

 

El delegado de Aesleme, Francisco Ureta, en una foto de archivo. - CHUS MARCHADOR

EFE
09/01/2018

Las campañas desarrolladas por la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), "Te puede pasar" y "Si controlas vuelves" están orientadas a concienciar a los jóvenes, de la ESO y Bachillerato, sobre el efecto del consumo de alcohol,drogas y distracciones del móvil al conducir.

El principal problema al que se enfrentan los jóvenes está en el alcohol y otras drogas así como en la adicción a los móviles, así lo ha explicado hoy a los medios antes del comienzo de las jornadas, en el Colegio San Valero de Zaragoza, el delegado de Aesleme, Francisco Ureta, y José Alejandro Solá médico encargado de una de las UVI móviles del 061 de Zaragoza.

En primer lugar, Ureta ha comentado que la primera campaña "Te puede pasar" va dirigida a los alumnos de la ESO, y ha anotado que durante la jornada se tocan los factores de riesgo, la prevención así como las consecuencias que puede tener un accidente.

La parte de las consecuencias, según ha explicado, es impartida por un lesionado medular en un accidente de tráfico, donde en primera persona cuenta a los alumnos no solamente por lo que ha tenido que pasar sino cómo es la vida en ese "lado del muro".

"Lo fácil que es llegar a ese lado por una tontería y el precio que se tiene que pagar es de por vida", ha expresado.

La segunda campaña "Si controlas vuelves" está orientada a los alumnos de Bachillerato y grados formativos, donde los jóvenes empiezan a asumir riesgos con vehículos, por ello estas jornadas se centran en concienciar en lo que puede ocurrir si consumimos y conducimos.

"Quiero que los chicos entiendan que venir a este lado del muro significa no poder volver, ellos piensan que una lesión en el sistema nervioso central es una escayola de 45 días y por eso hay que explicarles de forma "clara" que da igual quien seas, donde estés o si tienes "mucho" dinero porque si te ocurre ya no tienes billete de vuelta, te quedas en ese lado del muro de por vida", ha apuntado.

"Venir a este lado del muro por mandar un mensaje o por exceso de alcohol no merece la pena, las consecuencias en este lado son terribles" ha expresado.

Ureta ha dado su testimonio de cuando sufrió el accidente así como a las situaciones que se tuvo que enfrentar desde ese momento.

Ha contado que cuando sufrió el accidente comenzó a tener muchos problemas psicológicos y reconoce que sin ayuda no habría podido superarlo.

"El primer problema que ves es que tu familia y tus hijos se convierten en tus cuidadores y eso para un padre es terrible", ha declarado.

"Volver a tu casa y darte cuenta de que ya no te sirve, que tiene que adaptarse a tus nuevas necesidades, el ver que todo se ha ido al garete por tu culpa", aunque en su opinión él no la tuvo, es "terrible".

El no saber si tu mujer te va a dejar, si vas a tener pareja o si alguna otra mujer te querrá en esas condiciones, son algunas de las situaciones a las que te tienes que enfrentar y resultan "muy difíciles", ha expresado Ureta.

"Por eso, a través de estas jornadas quiero que los chicos vean que la vida no es para estar en este lado del muro, sino que está para disfrutarla".

Por otra parte, Solá ha explicado que lo que se busca transmitir a los jóvenes en estas jornadas es que tengan conciencia de lo que puede pasar por tomar riesgos innecesarios en la vida, a veces, uno piensa que son cosas que le pasan a otros pero que a uno mismo no le van a pasar pero nadie está exento de las situaciones.

Durante las jornadas también se les dan unas pautas a seguir en caso de accidente, es lo que se conoce como el PAS (Proteger, Avisar y Socorrer).

En primer lugar se debe proteger el área y a uno mismo, colocar medios u objetos que avisen a las personas de que ha ocurrido algo

En segundo lugar, es avisar a los centros de urgencias, ya sea llamando al 112 o 061.

Y por último socorrer, en este punto se les hace hincapié en que si la persona no tiene conocimientos para movilizar a un herido es preferible que no lo toque ni lo mueva y simplemente tapar a víctima en caso de bajas temperaturas para evitar que caiga en una hipotermia y esperar a que lleguen los servicios sanitarios.

Estas jornadas organizadas por Aesleme y coordinadas por la Jefatura Provincial de Tráfico de Zaragoza, se desarrollarán a lo largo del 2018 en casi todos los centros de Zaragoza y provincia llegando a unos 6.000 alumnos con el objetivo de concienciar y sensibilizar en la seguridad vial.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.