+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Consecuencias del temporal Páginas 10 y 11

Caos en Delicias por el retraso de hasta una hora en doce trenes

Las demoras provocaron pérdidas de otros convoyes y reubicaciones

 

En el hall de la estación Delicias, de Zaragoza, hubo momentos de tensión por los retrasos. - SERVICIO ESPECIAL

Cerler ofreció ayer 50 kilómetros esquiables. - ARAMÓN

CARLOTA GOMAR cgomar@aragon.elperiodico.com ZARAGOZA
08/01/2018

La estación Delicias de Zaragoza vivió ayer una tarde de despedidas, esperas y quejas. Como consecuencia del temporal de nieve, doce trenes llegaron a la capital aragonesa con una demora media de entre 25 y 40 minutos. Esto provocó una cadena de retrasos en las salidas previstas desde la intermodal a Barcelona y otras ciudades. Hasta una hora llegaron a esperar varios pasajeros que tenían como destino la ciudad condal y en algunos casos se tuvo que reubicar a los viajeros en otros convoyes. Los afectados tienen 90 días para reclamar.

En plena campaña de retorno tras las fiestas navideñas, los efectos del temporal provocaron que los ferrocarriles circularan a menor velocidad en varios tramos por motivos de seguridad, generando un retraso generalizado en todas las rutas, informaron desde Renfe. Según explicaron, los problemas comenzaron a registrarse al mediodía y en total se vieron afectados 12 trenes, cinco de alta velocidad procedentes de Madrid y con destino a Barcelona, con parada en Zaragoza, y siete de larga distancia y regionales que llegaban desde Logroño, País Vasco, Cantabria o Miranda de Ebro.

Renfe indicó que la mayor demora de la jornada se registró en el AVE de las 16.00 horas de Madrid, que entró por la estación Delicias a las 17.00 horas y que tenía como parada final Figueras.

Ayer había programados 50 trenes entre Madrid y Barcelona, 25 en cada sentido. Según Renfe, cinco de los AVE procedentes de Madrid hicieron su recorrido «más lento de lo previsto» por motivos de seguridad, con una demora media de 20 minutos.

La estación Delicias sufrió las consecuencias ya que sirve de enlace entre varias ciudades, principalmente entre las capitales madrileña y catalana, que acumulan un alto porcentaje de viajeros. Conforme avanzaba la tarde los retrasos eran mayores. Así, Julia García tuvo que esperar 20 minutos en la estación. Su tren de alta velocidad tenía previsto salir a las 16.50 y salió sobre las 17.10 horas. No tuvo la misma suerte Laura Solana, que esperó casi una hora en la intermodal para poder salir en dirección a Barcelona. Su AVE tenía que partir a las 18.30 horas, y acabó haciéndolo a las 19.45 después de ser reubicada en dos trenes.

REUBICADOS / «Al llegar a la estación, en la pantalla aparecía un retraso de 15 minutos en la hora de salida de mi tren, al poco era de 33 y luego de 40», explicó. Estando en la fila para acceder al andén informaron de que iban a ser reubicados en el siguiente AVE que, en principio, tenía previsto salir a las 18.52 horas, pero desde la compañía «no han tenido en cuenta cuántos éramos y nos han dado asientos que no existían», explicó. «A mí me ha tocado la letra D, que no existe», criticó. Así que, finalmente, fue reasignada a otro AVE que acabó saliendo a las 19.45 horas.

En el sentido contrario, en dirección a Madrid, también se registraron demoras, aunque menores, de unos diez minutos. Irene Sánchez criticó que «cada vez que vuelves de puente sucede lo mismo».

Las demoras desde Madrid provocaron que aquellos que tenían que coger un segundo tren para llegar a su destino lo perdieran. Es lo que le pasó a Alejandro Forcada. Su convoy desde Madrid llegó a Zaragoza una hora más tarde de lo previsto. En Delicias tenía que coger otro hasta Pamplona, que, con tanta demora, perdió, explicó mientras esperaba a ser atendido en la oficina de información a las 19.50 horas. Hasta las 21.00 horas no pudo coger el tren a Pamplona.

Ana Ballesta, junto a su madre no quitaba el ojo de la pantalla de información. «Hace dos minutos ponía que mi tren a Barcelona –con salida a las 19.45 horas– tenía un retraso de 37 minutos y ahora pone 45, así que no sé cuándo saldré», lamentó.

Más información en página 21

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.