+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BIEN DE INTERÉS CULTURAL

El Castillo Mayor de Calatayud sufre la caída de 10 metros de la antigua muralla

El derrumbe ha obligado a cortar el camino que pasa bajo la fortaleza

 

Los bloques de piedra de la muralla cayeron sobre un camino situado más abajo. - AYTO. DE CALATAYUD

EL PERIÓIDCO
01/03/2019

El Castillo Mayor ha sufrido recientemente el desprendimiento de un tramo de unos 10 metros de longitud del lienzo norte de la muralla exterior. Ante esta situación, el ayuntamiento ha trasladado la información al Gobierno de Aragón y al Ministerio de Cultura. Tiene la doble consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) y de patrimonio histórico de España

El desprendimiento se produjo en el antiguo foso defensivo y actual camino de vehículos del recinto amurallado. Como consecuencia de estos derrumbes y ante la ausencia de más datos que permitan valorar la posibilidad de nuevos hundimientos, se ha requerido el corte de paso por el camino inferior, así como su vallado para interrumpir el acceso a vehículos y peatones.

El Ayuntamiento de Calatayud ha comunicado el hecho a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, que prevé desplazarse a la ciudad para evaluar la situación la próxima semana.

También ha sido informada la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura, ya que el lienzo de muralla hundido fue objeto de una actuación de consolidación promovida por esta entidad en el año 2010.

ORIGEN MUSULMÁN

El Castillo de Ayyub o Castillo Mayor es uno de los principales hitos arquitectónicos de Calatayud, donde se erigió en el siglo IX, cuando la ciudad estaba dominada por los musulmanes.

Ocupa un cerro de yeso al oeste del casco urbano y se cree que su construcción están en el origen del asentamiento que, andando el tiempo, pasaría a ser Calatayud. El edificio, de gran valor artístico y cultural, ha sido objeto de distintas intervenciones en las últimas décadas para devolverle su solidez y aspecto originales.

Se da la circunstancia de que el pasado 18 de febrero, el Castillo Mayor de Daroca también sufrió un derrumbe de un tramo de muralla que se hallaba en mal estado de conservación, tal y como habían avisado en más de una ocasión los técnicos al Ministerio de Cultura.

Esta parte del patrimonio arquitectónico de Daroca ha sido objeto de un estudio que revela los graves problemas que sufren determinados elementos, pero sin que hasta la fecha se hayan llevado a cabo actuaciones para su consolidación.

El Castillo Mayor forma parte de la muralla que circunda Daroca y que mide más de cuatro kilómetros desigualmente conservados, lo que ha sido denunciado en diversos estudios.