+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ZARAGOZA URBANA LEVANTARA UN GRAN COMPLEJO RESIDENCIAL, COMERCIAL Y DE NEGOCIOS EN POLIGONO UNIVERSIDAD

El centro de ocio y pisos de Moneo quiere abrir en el 2006

  •  Aragonia, un complejo de 170.000 metros cuadrados de servicios, p
  •  

    Rafael Moneo, en un momento de la presentación del proyecto Aragonia, ayer. - Foto:ANGEL DE CASTRO

    CARMEN MARTINEZ ALFONSOCARMEN MARTINEZ ALFONSO 15/02/2003

    Rafael Moneo, arquitecto Navarro de prestigio internacional, firma el diseño de un gran centro de negocios, ocio, comercio y viviendas proyectado en el polígono Universidad que quiere iniciar sus obras este año y abrir en el 2006. El complejo, de 169.000 metros cuadrados construidos, contará con un hotel de lujo, una torre de oficinas, cuatro bloques de pisos, un aparcamiento de 2.000 plazas, zona deportiva y 25.000 metros cuadrados de comercios, cafeterías y restaurantes en torno a un amplio multicine de 16 salas.

    Hace dos años, Moneo y la promotora del plan, Zaragoza Urbana, explicaron sus planes al Ayuntamiento de Zaragoza y ahora presentan el proyecto básico en Urbanismo para tramitar sus licencias. El conjunto arquitectónico ocupará tres parcelas contiguas entre las avenidas de Juan Carlos I y Juan Pablo II y sus responsables estiman que precisará una inversión directa de 150 millones de euros (25.000 millones de pesetas).

    Alberto Roca, director del proyecto, consideró que Aragonia --así se denomina el complejo urbano-- no tendrá problemas para salir adelante en las instituciones porque existe "una voluntad privada y también pública" a favor de su construcción.

    En su presentación inicial hace dos años, la DGA advirtió que la zona comercial prevista debía ajustarse a la prohibición para grandes superficies vigentes, y Roca aseguró ayer que ningún comercio superará los 600 metros cuadrados de superficie. "Esta actividad --insistió-- supone sólo el ventitántos por cien de total. No estamos hablando de un centro comercial, sino de algo mucho más complejo, que combina viviendas, oficinas, un hotel, restauración. Además, el motor de las plantas comerciales serán los cines".

    Moneo explicó la triple característica de "accesibilidad, diversidad y disponibilidad" del complejo y lo definió como un "buque anclado en tierra" jalonado por el edificio del hotel sobre la calle Sainz de Varanda y por la torre de oficinas --12 pisos-- sobre Manuel Coyne. A lo largo de la construcción se disponen los cuatro bloques de pisos --132 apartamentos y dúplex destinados al alquiler--, el centro comercial y de ocio, dividido en tres plantas, y el deportivo, que tendrá piscina y pistas de tenis.

    Moneo destacó la "variedad de usos y funciones de la ciudad" contenidas en el proyecto y resueltas en una unidad arquitectónica. El gran rectángulo que forman las tres parcelas está atravesado por "dos andadores abiertos al barrio, que serán las puertas al gran edificio longitudinal". De torre a torre se dibuja una gran calle comercial cubierta y hacia abajo, el edificio alcanza los siete sótanos. Una planta subterránea se reservará a carga y descarga y galería de servicios del complejo.

    Para el arquitecto, los materiales aportarán también singularidad. Se estudian revestimientos cerámicos en colores fuertes para los bloques de pisos y vidrio traslúcido nacarado para el basamento. El hotel estará revestido de piedra y las pistas de tenis se cubrirán con una red metálica.

    Diez mil días informando

    Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.