+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL RETO DEMOGRÁFICO

La clase política cierra filas con los pueblos

El PP se muestra favorable a que las zonas despobladas tengan rebaja fiscal. Lambán considera que deben reformarse la financiación autonómica y la PAC

 

Todo el arco parlamentario aragonés está de acuerdo en tomar medidas. - JAIME GALINDO

F. V.
02/04/2019

La clase política aragonesa cerró ayer filas con las comarcas que se manifestaron el pasado domingo en Madrid para pedir soluciones al problema de la despoblación. Representantes de todo el arco político se pronunciaron a favor de la adopción de medidas que faciliten la permanencia en el territorio y la instalación de nuevos residentes.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, reconoció la importancia del movimiento encabezado por Teruel Existe, pero insistió en que para liberar fondos que sirvan para ayudar a las zonas deprimidas será preciso «reformar el sistema de financiación autonómico» y la «revisión de la Política Agrícola Común (PAC)».

En el Partido Popular, sus representantes políticos se pronunciaron a favor de aplicar «beneficios fiscales» en las localidades castigadas por la emigración, así como de la creación de incentivos que permitan la instalación de empresas.

Unidas Podemos, por su parte, se mostró partidaria de establecer un canon que grave a las compañías de telecomunicaciones con el fin de destinar el dinero recaudado a las poblaciones del mundo rural. También abogó por extender a todos los pueblos la banda ancha, entre otras iniciativas comprendidas dentro de una batería de medidas de alcance.

Por su parte, Inés Arrimadas, candidata al Congreso por Barcelona por Ciudadanos, declaró ayer durante una visita a Huesca que es preciso llevar a cabo una bajada de impuestos que favorezca a los pueblos. Asimismo, se mostró partidaria de llevar más servicios al mundo rural y de extender la banda ancha.

Por el Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga, presidente de la formación y candidato a la autonomía aragonesa, aseguró que, tras el «éxito» cosechado por la manifestación llevada a cabo en Madrid el pasado domingo, las reivindicaciones de la España rural «no deben caer en saco roto ni quedar en agua de borrajas».

En su opinión, si no se presta atención a las reivindicaciones del mundo rural crecerá la desafección ciudadana y se acentuará el riesgo de desertización que amenaza a grandes extensiones de la comunidad aragonesa.